Economía Entrevista a Patricia Suárez, presidenta de Asufin

“Con la subida de los tipos vemos una avalancha de peticiones para pasar hipotecas a tipo fijo”

Desde Asufin aseguran que no va a haber problemas generalizados de impagos de hipotecas, pero avisa de que se miran las condiciones del préstamo y se renegocien si es necesario

Patricia Suárez, presidenta de Asufin

Viene un nuevo ciclo en la economía mundial. La subida de tipos prevista para el próximo 21 de julio ha hecho que el Euríbor ya esté cerca del 1%, lo que ha encarecido muchas hipotecas. Patricia Suárez, presidenta de la Asociación de Usuarios Financieros, asegura que con esta nueva situación está habiendo una avalancha de peticiones para cambiarse a tipo fijo. Pero confía en que las familias no tendrán problemas con las hipotecas porque en esta ocasión, las entidades han entregado el préstamo de manera más responsable.

Además, apunta que el consumidor está más formado, porque pregunta y compara más. Por ello, cree que los hipotecados con dificultades negociarán con el banco para encontrar una solución.

Más allá de las hipotecas, Suárez se muestra preocupada por las comisiones, los préstamos rápidos y sus altos intereses (aquí sí que puede haber problemas) y con el mundo de las criptomonedas. De todo ello hablamos en esta entrevista.

Pregunta.- En menos de un mes la situación en la Unión Europea va a cambiar, el Banco Central Europeo va a subir los tipos por primera vez en 11 años… ¿Cómo nos va afectar a los ciudadanos? ¿Está el sistema bancario preparado?

Respuesta.- Por un lado, las hipotecas van a subir, ya están subiendo desde enero, tanto los tipos fijos como los variables. Luego para la gente que ya tiene hipoteca variable les va a subir lo que pagan al mes. Hay que recordar que el 75% del crédito hipotecario vivo es variable, por lo que van a ver subidas. Hay una avalancha de peticiones para cambiar a tipo fijo. Lo vemos, nos preguntan a nosotros y nos lo comentan las entidades, que está habiendo avalancha de peticiones.

En los últimos 4 años hay un porcentaje altísimo de familias que tienen la hipoteca a tipo fijo, ellos no van a sufrir ningún cambio… al contrario van a alegrarse de tenerla a tipo fijo, pero ojo que hasta ahora han pagado más, llevan tres o cuatro años pagando más. Las entidades han entregado el préstamo de manera más responsable… por lo que creo que las familias salvo en situaciones de desempleo, lo normal es que puedan seguir pagando la hipoteca. Las entidades hablan de un posible 6% de mora que no tiene nada que ver con la crisis económica anterior. Y en el caso de tener que vender la casa, tampoco estamos como antes. El precio está subiendo, por lo que si vendes tu casa te quitas la hipoteca y te vas de alquiler… Ahora mismo creo que la hipoteca no va a ser un problema muy grave para las familias, por lo menos de forma generalizada.

P.-Parece que los bancos hicieron sus deberes después de la crisis de 2008 ¿son un sector fiable?

R.- La crisis de 2008 fue terrible. Los bancos prefirieron echar a la gente de su casa y tener la vivienda vacía que reestructurar la deuda, fue muy salvaje la situación. Es verdad que en 2015-16-17… vimos hipotecas con suelo encubierto, hipotecas con euríbor +2, +3… Espero que la gente que tenga este tipo de hipotecas se haya cambiado ya a un tipo fijo o a un tipo variable con mejores condiciones. Todo lo que sea euríbor más 1 ya es caro. Este grupo de familia sí que va a sufrir…porque se le va a poner un escenario complicado y espero que las entidades sean responsables y le reestructuren la deuda por algo más adaptado al mercado.

P.-Es decir, ¿tienen que ser los bancos los que den el paso si ven que hay deudas inasumibles?

R.- Nosotros recomendamos al consumidor a que vaya al banco a renegociar su hipoteca y que si no encuentra solución, que se cambie, que se subrogue, porque ahora si te cambias a una hipoteca variable está, como mucho a un euríbor +1.

P.-Por ahora no preocupa que las deudas se dejen de pagar, de hecho, la morosidad está en porcentajes bajos, porque el desempleo sigue cayendo, pero siempre es lo último que sufre ¿Se verá un cambio de situación si aumenta el paro?

R.- Para empezar tiene que pasar el verano, porque lo estamos viviendo como si no hubiera un mañana. Pero sí que es verdad que la morosidad vendrá si hay pérdida de empleo. Mientras la gente tenga dinero intentarán hacer frente a los pagos. El ciudadano español es responsable y se quita de comer para pagar sus deudas. Sólo deja de pagar su deuda cuando realmente no tienes más ingresos. Hay que estar muy atentos a los datos del paro, porque si sube o se ralentiza la creación de empleo, la morosidad puede aumentar inmediatamente.

P.-Los bancos están en una mejor situación que en la anterior crisis, pero ¿los ciudadanos hemos aprendido en este tiempo?

R.- Hemos aprendido mucho más. La gente compara las hipotecas, la gente pregunta más, se fía menos. Estamos escaldados y no te fías.

Hay otra parte en la que no hemos aprendido que es la que tiene que ver con el crédito rápido y hemos visto familias que se endeudan para irse de vacaciones, para pagar la comunión, gastos que podrías no tener, porque no son necesidades básicas, y se endeudan a tipos muy altos y se generan una situación de sobreendeudamiento. Aquí sí que se verán más problemas con la subida de tipos. Los préstamos rápidos ya son caros, con lo que imagínate con una subida de tipos.

P.- ¿Se va a ver un aumento de las comisiones que cobran los bancos?

R.- Estamos molestos con esta situación, sobre todo, con el cobro de la tarjeta de débito, porque creemos que es un servicio básico, esencial y de uso responsable de tus finanzas. Empujar a la gente a tener una tarjeta de crédito o de débito diferido es una invitación al endeudamiento que es donde gana dinero el banco, es ponerle una tentación al consumidor. Estamos molestos con que pongan gratuita la de crédito y de pago la de débito, es un servicio que debería ir incluido en el coste de mantenimiento.

La mayoría de la gente no se va a endeudar excesivamente con la tarjeta de crédito. Aunque hay que decir que esto lo han empezado a hacer en un escenario que no tenían esta inflación. No sé si ahora se van a arrepentir, porque el consumidor compra esto ahora y te lo pago dentro de un mes, que con la inflación tendría que ser más caro, pero te lo compro al valor de hace un mes.

Muchas entidades nos dicen que se está incrementando el buy now, pay later que con entidades como Klarna, Amazon… Pero es algo que no les interesa tanto, pero ven que el consumidor lo va a pedir y es la única manera que tienen de competir. Lanzamos el mensaje de que esta modalidad hay que usarla poco o cuanto menos mejor… porque pierdes el control sobre lo que realmente estás pagando. Los que tenemos tarjeta de crédito y la utilizamos a fin de mes te encuentras con la sorpresa de que tienes un cargo importante y ponerte a revisar en qué te lo has gastado. No tienes percepción de pago.

Lo que no te dicen con tanta claridad estas entidades es que si no pagas, la comisión por impago es alta y el tipo de interés por impago es alto y ellos te van a expulsar del sistema. Cuando te cobren lo que te tienen que cobrar te echan. Las tarjetas revolving no tienen esa política: “No tienes pues te doy más para que me sigas pagando intereses”. Con la inflación tan alta vamos a ver más este tipo de pagos.

P.- El presidente Pedro Sánchez ha anunciado un impuesto a la banca ¿Qué opinión tenéis al respecto?

R.- El debate no es nuevo, pero hay que observar cómo se articula, porque muchas veces no supone una tasa a las operaciones que más dinero mueven, sino que terminan repercutiendo en el pequeño usuario, en el cliente bancario. Consideramos muy importante ver realmente cómo se articula este impuesto y vigilar muy de cerca que no termina repercutiendo en el consumidor.

P.- Ahora hay que aprender de otro tema que es de las criptomonedas y NFT ¿Cómo se está adentrando el consumidor?

R.-Hay dos públicos: uno es no entiendo ni quiero saber de esto, otro que sí que ve posibilidades y desarrollos en esa economía digital de programación del dinero que va a tener su futuro. Y luego hay otro grupo que son, mayoritariamente, hombres jóvenes, sin aversión al riesgo, que ven en la cripto la posibilidad de dar un pelotazo. Además, el relato de las criptomonedas tiene que ver con una anarquía, con una economía paralela, distinta de los bancos, del sistema… tiene un relato de rebeldía.

Si ves lo anuncios y ves que son los pioneros, como los que llegaron a la luna, los que cruzaron el océano, los que subieron la montaña… pero en ese discurso tan épico y tan aventurero, se nos olvida la otra parte, los pocos que llegaron, los que se quedaron por el camino y no solo es una cuestión de arrojo, valentía, sino de conocimiento y suerte.

Te encuentras un grupo de gente muy alienada, porque yo leo mucho, pero al final buscas las lecturas que te confirman esa creencia. Es un producto volátil, que puedes perder toda la inversión…

P.-¿Se tiene que regular?

R.- Nosotros defendemos que es un escenario que hay que regular y que hay que intervenir. Es verdad que ya se están aprobando normativas, como MiCa (a nivel europeo), está también Dora, que es más servicios digitales. Pero del lado del mundo cripto está muy dividido y hay gente que no quiere regulación. Pero cuando hay pérdidas importantes o cierres como el de la plataforma 2gether salen los que han perdido dinero preguntando que dónde está el regulador. Mientras todos estamos con subidas, muchos de los que defendían esta inversión son los primeros que tocan la puerta y te dicen que cómo pueden reclamar.

Te puede interesar

Comentar ()