Economía | Finanzas

La banca mejora la oferta de sus hipotecas variables y encarece sus fijas tras la subida histórica de tipos

La normalización de la política monetaria está dando una vuelta a la oferta bancaria. La subida de tipos perjudica a los clientes endeudados y a los que quieren pedir un préstamo, porque el precio del dinero es más alto. El Banco Central Europeo ha realizado dos movimientos históricos (una subida del 0,5% y otra del 0,75%, consecutivas) lo que ha provocado que el euríbor esté cerca del 2% (por primera vez desde 2011). Los clientes con hipoteca variable verán que su cuota aumenta. Pero ¿qué pasa con los que quieren pedir un nuevo préstamo?

Los bancos están modificando sus productos hipotecarios y crediticios. Con un euríbor tan elevado (en comparación a cómo empezó el año) y con previsión de que siga aumentando, las entidades financieras potencian la hipoteca variable para poder aumentar sus intereses. La última subida de tipos del BCE, que fue del 0,75% por primera vez en su historia, ha hecho que muchos bancos ya hayan abaratado sus hipotecas variables y encarecido las fijas.

Una práctica que se ha ido repitiendo en los últimos meses conforme el euríbor iba a tasas positivas. El índice cerró agosto en el 1,249% y a 22 de septiembre, la media de este mes es del 2,08%, tasa que no se veía desde octubre de 2011. Muchos ya anticipan que las subidas serán constantes e incluso podrían llegar a superar el 3%.

ING, BBVA y Banco Santander han rebajado el diferencial de sus hipotecas variables después del 8 de septiembre, última reunión del BCE. BBVA fue la primera en hacerlo. La entidad redujo el interés de su hipoteca variable hasta 30 años el 12 de septiembre. Así, el interés después del cambio se queda en 0,89% el primer año; y euríbor más 0,60% los siguientes años, siempre y cuando se elija el producto bonificado. Si el cliente prefiere no contratar los productos que le bonifica la hipoteca el TIN se sitúa en el euríbor más 1,6%.

Antes de la rebaja, la hipoteca variable estaba en el 1,99% el primer año y euríbor más 0,99% los siguientes. La entidad ya había rebajado el interés este año: el 11 de febrero de 2022. Posteriormente, el 9 de marzo, rebajó también el interés posterior, el 26 de mayo volvió a reducir ambos tipos.

Por su parte, Banco Santander modificó su hipoteca variable el 19 de septiembre. Así, después del cambio, el interés es de 1,97% los primeros seis meses y euríbor más 0,87% los siguientes años. Si el producto es sin bonificar, el interés es de euríbor más 1,97% todo el periodo. Antes de la rebaja, el interés era de 2,29% el primer año y de euríbor 1,19% los siguientes.

En el caso de ING, el cambio se produjo el 21 de septiembre y su Hipoteca Naranja Variable hasta 40 años ha rebajado el interés a 1,20% el primer año y euríbor más 0,69% los siguientes, un porcentaje que sube a 1,49% si el cliente elige el producto sin bonificar. Antes del cambio, el interés estaba en el 1,99% el primer año y euríbor más 0,89% los siguientes.

Hipotecas a tipo fijo, más caras

Por lo que respecta al encarecimiento de las hipotecas a tipo fijo, ING también ha sido uno de los bancos que lo ha hecho después de la reunión del BCE. La entidad subió el interés de su Hipoteca Naranja Fija hasta el 3,20% desde el 1,4% anterior. Si la hipoteca es sin bonificar, el interés aumenta al 4%. Este cambio se produjo el 19 de septiembre. ING ha sido uno de los bancos que más ha modificado el interés de este producto. La primera fue el 25 de febrero de 2022, la segunda el 12 de abril, la tercera el 22 de abril, la cuarta el 19 de mayo y la quinta el 29 de junio.

Banco Santander también aparece en este apartado. En su hipoteca fija, el interés ha subido desde el 21 de septiembre a 2,89% (2,99% el primer semestre) desde el 1,30% (1,40% el primer semestre) anterior. El interés es del 3,99% si el cliente prefiere no contratar los cuatro productos que bonifican la hipoteca fija. Anteriormente, Banco Santander había incrementado el interés el 10 de marzo, el 25 de mayo y el 1 de julio.

Finalmente, Banco Sabadell aumentó el interés de su hipoteca fija bonificada el 21 de septiembre hasta el 2,65% (3,65% si no se bonifica). Antes del cambio, el interés estaba en el 1,39%. Antes de esa fecha, el banco ya había modificado la oferta el 9 de marzo, el 4 de mayo, el 11 de julio y el 8 de agosto.

Te puede interesar

Comentar ()