Economía | Hacienda

Los anuncios del PP fuerzan al Gobierno a preparar alzas fiscales hasta ahora fuera del mapa

La ministra de Hacienda anunciará en los próximos días un paquete de medidas que se sumará al nuevo impuesto a los ricos, ideas que hasta hace unas semanas en Moncloa descartaban de plano

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero saluda al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, en 2020, en un acto con motivo del Día de Andalucía en Sevilla.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero saluda al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, en 2020, en un acto con motivo del Día de Andalucía en Sevilla. María José López / Europa Press

El Gobierno está preparando medidas fiscales. Por un lado, un impuesto a las grandes fortunas; por otro, cambios en el impuesto sobre la renta, posiblemente alzas para los que más ingresan. La primera parte la anunció la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, la semana pasada y la segunda la proclamó este lunes, aunque dará más detalles en unos días.

Pero ambas noticias tienen algo en común, y es que no se conocían ni se valoraban hasta que el PP no agitó el avispero con su bonificación del impuesto de patrimonio en Andalucía. La región se unió a Madrid, única comunidad donde los ciudadanos ya no pagaban este tributo, y le siguieron Murcia y Galicia con promesas similares de bajadas de impuestos.

Solo después se conoció que el Gobierno está preparando una tasa a los ricos y un paquete de medidas fiscales con subidas selectivas de impuestos que se conocerá en los próximos días. «En los próximos días presentaremos un paquete de medidas fiscales que acompañarán en 2023» a los Presupuestos Generales del Estado, afirmó ayer la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en su papel de vicepresidenta general del PSOE.

Antes, el PSOE había rechazado junto al PP y VOX la idea de Podemos de crear un impuesto para los millonarios (más de 10 millones de euros). Podemos también venía intentando que la parte socialista del Gobierno entrase a negociar cuestiones fiscales de cara a los presupuestos, con una completa negativa por respuesta. Incluso, el PSOE había ridiculizado la idea de Podemos del llamado «impuesto a los ricos», así que la formación se mostró sorprendida con la novedad.

Entonces, ¿qué ha pasado? Desde el Gobierno quitan hierro al asunto y emplazan a esperar al desglose del ya tan mencionado paquete, una cita que previsiblemente tendrá lugar esta semana y de la que reiteran que no pueden adelantar nada, ni siquiera qué medidas descartan tomar, según apuntan en Hacienda.

En cambio, desde el PP creen que el estos cambios de rumbo evidencian «que el Ejecutivo no tiene una hoja de ruta fiscal clara», que debe deflactar el IRPF en todo el país y no descartan que tome esta decisión, aunque hasta hace unos días la rechazaban. Para la formación, lo deseable sería que Pedro Sánchez siguiera los pasos ya dados por Andalucía y también por la Comunidad Valenciana, que este martes revelaba su propia reforma fiscal «para la mayoría».

¿Deflactar el IRPF?

No está claro qué medidas podría tomar el Gobierno dentro de este nuevo paquete fiscal, ni tampoco del lado del impuesto a las grandes fortunas, aunque sobre este sí se conoce que entrará en vigor en 2023. Pero la postura de Montero durante estos días ha sido la de abogar por subir impuestos de forma «selectiva» a «los que más tienen».

Por ello, los expertos anticipan incrementos en el impuesto sobre la renta y las personas físicas (IRPF) a las rentas más altas e incluso una posible subida del impuesto de sociedades. Estas medidas se sumarían, claro, a los impuestos a la banca y las energéticas, y serían la manera de conseguir que el resto de los que más tienen arrimen el hombro en este momento de crisis energética.

¿Y deflactar el IRPF? Por ahora el Gobierno viene negándose de plano a la idea, en oposición a la postura de la presidenta de Madrid. En concreto sobre la propuesta del PP de deflactar el IRPF a las rentas inferiores a 40.000 euros a nivel nacional, Montero aseguró la semana pasada que no combate la inflación ni afecta a los más vulnerables, que no presentan declaración de la renta.

El razonamiento de Madrid es el siguiente: con una inflación en máximos no vistos en casi 40 años, lo normal es que los trabajadores también exijan subidas salariales, buscando no perder poder adquisitivo. Pero, en caso de obtenerlas, podrían tener que pagar más por IRPF: sucedería así en caso de que suban de tramo, pero también porque la base sobre la que tributan sería mayor.

En esa línea, las regiones del PP Madrid, Andalucía, Murcia, Galicia y ahora también la Comunidad Valenciana de Ximo Puig (PSOE) han anunciado diferentes ajustes en el IRPF, aunque ninguna ha concretado si utilizará como base la inflación o el alza salarial. Y en Moncloa ha sentado mal el anuncio de este último, quizá porque el jueves Montero tuviese previsto hacer uno en esa línea.

Este mismo martes en la rueda de prensa posterior al consejo de ministros, la ministra portavoz Isabel Rodríguez ha defendido la necesidad de que «todos» hagan «un discurso responsable». «Porque hablamos de reducir ingresos y esos son recursos que van para maestros, sanitarios, ayuda a dependientes… Cada vez que hablamos de rebajar hay qué ver qué recortar y este es un gobierno que no quiere recortar», ha asegurado.

Por otro lado, hay que recordar que el Gobierno ha prometido a Bruselas aprobar una reforma fiscal en el primer trimestre de 2023. Para definir qué debía abordar con ella, el Ministerio de Hacienda encargó a un grupo de expertos elaborar el llamado Libro Blanco para la reforma fiscal, que entregaron en marzo. En él, por cierto, sí que se incidía en la idea de armonizar el impuesto sobre el patrimonio.

Pero Moncloa ha dejado este informe en un cajón a la vista de la fuerte inflación, el otoño del desabastecimiento y otras inclemencias relacionadas con la invasión de Rusia a Ucrania. Si planea cumplir con el compromiso firmado con Bruselas o no, es un misterio. Eso sí, la Comisión Europea le recordó la semana pasada que el hito está ahí y que debe cumplirlo para recibir los fondos acordados.

Te puede interesar

Comentar ()