Economía

Garamendi asegura que el debate fiscal es electoralista y lamenta enterarse por la prensa

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, en una presentación a los medios.

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, en una presentación a los medios. Alberto Ortega / Europa Press

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha asegurado que el debate fiscal que se está produciendo es electoralista. Además, considera un “auténtico error” el denominado “impuesto de solidaridad”. Garamendi ha pedido al Gobierno que si quiere un pacto de rentas, la subida de impuestos deben de estar en la mesa de negociación. Unas subidas fiscales de las que, según ha lamentado, se está enterando por la prensa.

Asimismo, Antonio Garamendi ha pedido al Gobierno durante su intervención en el XXI Congreso de Directivos y Ejecutivos (CEDE), que se ha celebrado en Bilbao, “estabilidad”. También le ha pedido que deje de “señalar a los empresarios de este país”. El presidente de la patronal ha incidido en que los empresarios “somos la solución y no el problema”. Y ha añadido que “no podemos ir a hablar a los fondos internacionales y atacar directamente a dos presidentes de compañías españolas». Unas palabras con las que se ha mostrado de acuerdo el presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet.

De vuelta a los impuestos, Garamendi ha rechazado entrar a evaluar la propuesta concreta que ha presentado hoy la ministra, María Jesús Montero, hasta conocerla mejor. Entre las medidas del Ejecutivo, se encuentran el «impuesto de solidaridad», un gravamen temporal para 2023 y 2024 que afectará a los contribuyentes con una riqueza neta superior a los tres millones de euros, así como rebajas fiscales a rentas inferiores a 21.000 euros.

El máximo representante de la CEOE, ha reiterado, a falta de analizar el planteamiento de Montero, que «es un auténtico error lo que está haciendo el Gobierno» porque cree que lo primero que hay que abordar es la deflactación de las tarifas. A su juicio, este es más «un debate electoral» ante un tema económico «serio». Además, ha advertido de que este tipo de medidas del Gobierno «no ayudan a que alguien quiera venir a invertir, cuando se cambian las normas cada tres días».

Antonio Garamendi ha asegurado que España es «un país diverso» y la Constitución marca que cada autonomía «tiene una parte pequeña para poder trabajar» sobre los impuestos. «Y cuando a alguien no le gusta, dice ‘armonicemos’. No, eso se llama centralizar», ha opinado.

Tras apuntar que desconoce si hay una ‘subasta’ entre las diferentes comunidades autónomas para ver quién baja más los impuestos, ha dicho que él representa a las empresas en el país y «una gran mayoría» no están en una «buena situación, porque les están afectando de una forma muy importante todo el efecto de la energía especialmente o el de las materias primas». «Aquí vemos que hay un debate paralelo diferente al que está habiendo en la calle. ¡Que se aclaren!», ha pedido.

Garamendi ha destacado la importancia del Congreso de CEDE para abordar «qué se puede hacer, cómo se pueda trabajar, qué es lo importante, de cuál es el futuro, que es lo que define a la empresa española, y hay que pensar en los trabajadores y stakeholder, etc».

Te puede interesar

Comentar ()