Economía | Empresas

Lidl y Aldi disparan su número de clientes en plena escalada de precios

Las dos cadenas alemanas siguen escalando posiciones en el mercado español con fuertes planes de inversión para extender su superficie comercial

Un supermercado de Lidl en Badajoz.

Un supermercado de Lidl en Badajoz. EP

El alza de precios tiene una consecuencia directa sobre los patrones de consumo. Y los supermercados más beneficiados en este contexto son las denominadas cadenas de surtido corto como Mercadona, Lidl, Dia o Aldi, con abundantes marcas propias y una presencia a veces testimonial de las de fabricante.

Según los datos facilitados por la consultora Kantar este jueves, las dos cadenas del discount alemán son las que más clientes han ganado este 2022 en España. Aldi incrementó el número de compradores 2,5 puntos, mientras que Lidl consiguió 1,5 más. La compañía valenciana de Juan Roig apenas creció 0,4 puntos, mientras que Dia incrementó sus clientes un 0,6 y Carrefour un 1,2.

Por otro lado, Lidl es la tercera enseña que más crece en cuota de mercado, hasta alcanzar el 5,8% frente al 25,8% que ostenta Mercadona, el 9,6% de Carrefour y el 4,7% de Dia. «Ante el aumento de precios ha conseguido acelerar su crecimiento durante los últimos meses y se está convirtiendo en una opción para más categorías, consiguiendo generar cestas de más valor», dice Bernardo Rodilla, experto en Retail en Kantar, división Worldpanel. Asimismo, destaca el papel creciente de su tarjeta de fidelidad.

Las dos enseñas germanas están realizando un ambicioso plan de inversiones en España con el objetivo de crecer en superficie comercial. De hecho, abren tiendas a mayor ritmo que ninguna otra cadena del sector y representan el 17% del total de aperturas este año. Además, también dedican una importante suma de dinero a la comunicación. «Entre las dos suman el 54% de la cuota de pantalla», explica Rodilla.

Nuevas categorías

Asimismo, en sus lineales llevan la delantera en nuevas tendencias como los productos veggie o bio, con un 53,7% de cuota de mercado. En otros países europeos donde operan, la implantación de estas categorías es mayor que en España, aunque poco a poco van ganando penetración en sus clientes.

Aldi ha conseguido reforzar su posicionamiento en hogares jóvenes con o sin hijos, con un surtido cada vez más amplio. De hecho es la cadena que más compradores incorpora y cada vez son más habituales. De promedio, éstos están creciendo un 11%.

«Tanto Lidl como Aldi demuestran que no solo apuestan por un posicionamiento en precio, sino también por otros factores que le permiten tener un posicionamiento diferencial», remata Rodilla.

Ambas cadenas han evolucionado mucho desde su acceso al mercado español. Aldi entró en 2002 y actualmente cuenta con más de 380 tiendas y más de 6.000 empleados. Por su parte, el gigante Lidl entró hace más de 25 años en nuestro país y cuenta con una red de más de 650 tiendas, 11 plataformas logísticas y más de 17.500 personas en plantilla.

Te puede interesar

Comentar ()