Economía

El Gobierno se aferra al optimismo y cree que el gas bajará un 33% a finales de año

El Ejecutivo cifra en el coste del megavatio hora en 114 euros por los 168 que cotiza en este arranque de octubre

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ofrece una rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ofrece una rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros EP

El Gobierno cree que el precio del gas se va a desplomar un 33% en apenas 90 días. De acuerdo al adelanto de las previsiones macroeconómicas, que estarán completamente disponibles en los Presupuestos Generales del Estado, el Ministerio de Asuntos Económicos prevé que el coste del megavatio a la hora se sitúe en los 114 euros a finales de diciembre.

Esta cifra es muy inferior al precio que se viene negociando en estos momentos en los mercados financieros. En concreto, este martes se llegaron a pagar 168 euros por megavatio a la hora. Y eso que, durante la jornada, el coste del gas se desplomó un 10% ya que el contexto macroeconómico no ayuda y las recesiones en las principales economías acechan, lo que supondría un recorte generalizado de la materia prima.

Un optimismo -el del Gobierno- que no comparten los inversores. Según datos del Mercado Oficial de Opciones y Futuros Financieros en España (MEFF), mercado organizado regulado, controlado y supervisado por la CNMV y el Ministerio de Economía de España en el que se negocian distintos derivados financieros, el precio que se pagará por megavatio a la hora a final de 2022 se asemeja más al actual que al que contempla el equipo de Nadia Calviño. En concreto, el Mwh se paga a unos 159 euros para esas fechas.

Para 2023 el Ejecutivo de Pedro Sánchez también se atreve a hacer previsiones en el mercado del gas. Los analistas de Moncloa, no obstante, apartan el optimismo de finales de año y creen que la materia prima será excesivamente cara durante todo el año. Así, las cifras que manejan es que dentro de 14 meses el precio del Mwh se sitúe en 118 euros, cuatro euros más que a final de 2022.

El mercado de futuros, al igual que con los datos que maneja Moncloa para diciembre de 2022, también le lleva la contraria. De acuerdo al MEFF, los inversores están comprando los contratos de futuros del gas a más de 200 euros para el último mes de 2023. Cabe recordar que la Comisión Europea ha reiterado en muchas ocasiones que si este invierno “va a resultar duro” por la escasez de gas por el corte de suministro de Rusia el siguiente será aún peor.

De hecho, el Banco Central Europeo dibujó un escenario crítico. En dicho supuesto (sin la llegada de gas de Rusia y otros proveedores), el precio del gas se dispararía a los 360,6 euros por megavatio, con un incremento del 53% respecto al nivel del escenario base, y aún se mantendría en los 253,4 euros en 2024. 

Un petróleo más caro

Respecto al petróleo, el Ministerio de Economía considera que el barril de Brent, referenciado al mercado a europeo, sufrirá un ligero repunte de octubre a diciembre. Moncloa visualiza que el crudo tendrá un precio de 102 dólares por los 92 en los que llevaba cotizando durante la jornada del martes.

A pesar de que el petróleo no es un bien escaso en la actualidad, la falta de refinerías en Europa capaces de manipular crudo que no sea ruso hace que los países del Viejo Continente sigan siendo muy dependientes de Rusia. España, como contó este periódico, es una rara avis, y hace una década acometió importantes inversiones para poder diversificar sus importaciones.

Con todo, el mercado del llamado oro negro está siendo muy volátil ya que, al igual que con el gas, la temida recesión y el menor consumo y movimientos de los ciudadanos prevén un menor uso en combustibles. Esto ha provocado que el petróleo se hunda más de un 25% en los últimos cuatro meses. El barril de Brent ha pasado de los 120 dólares de junio a caer a los 85 en algunas jornadas de este mes.

De cara a 2023, Economía estima que el barril de Brent ronde los 70 euros, escenificando un cambio de tendencia en la economía nacional y mundial. El Ejecutivo de Pedro Sánchez ha reconocido que el PIB crecerá menos de lo esperado el próximo año por el contexto inflacionista.

Previsiones económicas

Nadia Calviño dijo esta misma semana que España crecerá un 4,4%, una décima más de lo anunciado en abril por el Gobierno y cuatro décimas por encima de las previsiones económicas de la Comisión Europea publicadas en julio. “El crecimiento es superior a lo previsto”, mantuvo la vicepresidenta a su llegada a Bruselas, “una previsión prudente, en la línea de la OCDE, pues los datos disponibles apuntan a un crecimiento aún mayor”.

El Gobierno, por tanto cifró el crecimiento para el próximo en el 2,1%, seis décimas menos que lo previsto en abril y la misma cifra calculada por la Comisión Europea, que las retocó recientemente ante el nuevo panorama económico marcado por la crisis energética.

Te puede interesar

Comentar ()