Economía

El empleo femenino en el sector digital debe crecer a un ritmo anual del 5,1% para cerrar la brecha de género en 2053

Si el número de mujeres ocupadas crece a ese ritmo y el de hombres al 1,6% también se produciría un ajuste entre la oferta y la demanda en el sector

Las profesiones digitales son, ahora mismo, unas de las más demandadas. El sector tecnológico y digital tiene un paro muy bajo e incluso en algunas profesiones no existe el desempleo. A pesar de tener mucha oferta, la brecha de género también existe y por cada hombre trabajando en este sector hay 0,34 mujeres, según el informe de ClosinGap sobre las profesiones digitales. Según sus cálculos, el empleo femenino en este sector debe crecer a un ritmo anual del 5,1% para cerrar la brecha de género en 2053.

Además, si el número de mujeres ocupadas en profesiones digitales crece a ese ritmo y el de los hombres se incrementa al 1,6% se produciría un perfecto ajuste entre la oferta y la demanda en el mercado laboral digital. Según el estudio realizado por el clúster, este equilibrio laboral generaría una riqueza de 71.700 millones de euros para el conjunto de la economía española ese año.

El informe apunta que el crecimiento de los puestos de trabajo digitales será del 2,9% anual, por lo que la demanda alcanzará los 2,9 millones de empleos en los próximos 30 años. Al mismo tiempo, las personas ocupadas en profesiones digitales en España crecerán a un ritmo anual del 1,3%, esto es un total de 1,8 millones de personas en las próximas tres décadas. De esta forma, la diferencia entre el número de personas ocupadas y los puestos de trabajo digitales en 2053, supondrá un déficit de talento digital de 1,1 millones de perfiles profesionales en el país.

Por sectores de actividad, se observa que el peso de las mujeres en los sectores económicos de gran intensidad digital es considerablemente menor al de los hombres. Así, por cada hombre ocupado en profesiones digitales en los sectores de información y comunicaciones, actividades profesionales e industria manufacturera hay 0,22, 0,46 y 0.29 mujeres, respectivamente.

Además, la presencia de las mujeres en ocupaciones digitales que tendrán un gran protagonismo en el futuro es limitada en comparación con la de los hombres. Es el caso de los empleos en ciberseguridad, blockchain, inteligencia artificial o robótica, donde menos del 20% de los profesionales son mujeres. En la industria de los videojuegos y software de entretenimiento, el empleo femenino solo alcanza el 23,0%, cuando en el público gamer las mujeres representan el 48%.

Por edades, y a pesar de que la participación en el mercado laboral de los jóvenes es menor que la de otras cohortes de edad (1 de cada 5 personas trabajadoras tiene entre 26 y 35 años), las ocupaciones digitales ganan cuota en el mercado laboral entre las cohortes más jóvenes a la par que la brecha de género se reduce (ratio M/H en profesiones digitales es de 0,42 en las personas con edades de 26 a 35 años frente al 0,24 en la generación de 56 a 65 años).

Los empleos digitales son profesiones “recientes”, por lo que se deja más en relieve que haya esa brecha entre hombres y mujeres. En este sentido, la educación es el origen de esta diferencia en el mercado laboral digital, ya que las mujeres suelen elegir menos carreras universitarias o formación de este tipo. Así el informe de ClosinGap determina que las desigualdades de género en las profesiones digitales, entre otros aspectos, se debe a la toma de decisiones en la etapa educativa y profesional.

Las desigualdades en la etapa educativa se hacen más evidentes en el momento de elegir entre itinerarios formativos y se consolidan con la incorporación al mercado laboral, “donde existen dificultades para encontrar perfiles femeninos en el ámbito de las profesiones digitales”, apuntan los autores del informe.

El estudio concluye que los factores esenciales para mitigar estereotipos que prevalecen en la sociedad son la notoriedad y visibilidad pública. En esta línea, particularizando en el ámbito de la investigación académica, mientras que las mujeres representan el 42,6% del total de Personal Docente Investigador español (0,74 mujeres docentes por cada hombre en esa posición), en las ramas de conocimiento de tipo digital apenas representan el 23,9% del profesorado y la brecha de género se incrementa en las posiciones de mayor responsabilidad: hay 0,21 catedráticas por cada catedrático en estas disciplinas.

De la misma manera, situando el estudio en el nuevo entorno laboral de creación de contenidos surgido con las redes sociales, se advierte que, a pesar de que las mujeres concentran un mayor volumen de los patrocinios (83%), su retribución es menor (77 cts. por publicación frente al euro percibido por los hombres en 2021).

Te puede interesar

Comentar ()