Economía | Empresas

LaLiga presiona a PP y PSOE con la huelga por la Ley del Deporte que abre la puerta a la Superliga

Real Madrid, Barcelona y Athletic de Bilbao se separan de la campaña de Javier Tebas

Antoine Griezmann celebra un gol en el Benito Villamarín este domingo

Antoine Griezmann celebra un gol en el Benito Villamarín este domingo EP

Javier Tebas ha utilizado toda la artillería este fin de semana. Desde hace varios días la sombra sobre una posible huelga por parte de casi todos los clubes con motivo de la nueva Ley del Deporte se ha hecho cada vez más grande.

Lo que suceda en las próximas horas en el Congreso de los Diputados, primero, y en la sede de la patronal del fútbol español, el jueves, será determinante para conocer si se producirá un paro de la próxima jornada en Primera y Segunda División. Pero lejos de haber unanimidad en las peticiones de LaLiga, la nueva Ley del Deporte no ha hecho más que recrudecer las relaciones entre Javier Tebas, presidente de la LFP, y Real Madrid y Barcelona, con el Athletic de Bilbao de escudero.

Pero, ¿por qué es tan importante la nueva Ley del Deporte para el futuro del fútbol español? Pues porque, principalmente, la eliminación de unas enmiendas por parte del PSOE y Partido Popular “podrían suponer la viabilidad de casi todos los clubes de Primera y Segunda”, explican fuentes de LaLiga.

Estas enmiendas retiradas giran en torno a las posibles sanciones a los clubes que puedan crear nuevas competiciones (Superliga), a la seguridad jurídica a la hora de vender derechos deportivos y la última sobre el peso que ganaría la RFEF al acometer cambios en la estructura de la competición. Por partes.

PSOE y PP han retirado una enmienda en la que se elimina la posibilidad de no admitir en la competición a aquellos clubes que militen en competiciones paralelas que no están reconocidas por FIFA o UEFA. Es aquí donde desde la patronal del fútbol entienden que la eliminación de este punto supondría una alfombra roja para que pudiera irrumpir la Superliga, competición que defienden a capa y espada el Real Madrid, Barcelona y Juventus. Cabe recordar que la creación del nuevo formato está en los tribunales y ni siquiera la Justicia ha remado en una misma dirección y hay varios frentes abiertos.

Acuerdo con CVC

La segunda enmienda en la que LaLiga no está de acuerdo es la que se refiere a la explotación de los derechos comerciales y de los bienes de los propios clubes. Y aquí, aparece la alianza con CVC. La patronal necesita que la nueva Ley del Deporte ampare el pacto multimillonario con el fondo de inversión ya que si no se incluye, la patronal del fútbol se enfrenta a una importante indemnización a la sociedad internacional.

Tanto Real Madrid, Barcelona y Athletic de Bilbao se negaron a participar en el acuerdo con CVC ya que consideraban que hipotecaban el futuro económico de las entidades puesto que el fondo de inversión se queda con casi el 10% de los derechos de televisión durante los próximos 50 años. “Quedaremos relegados a ser una liga menor”, se lamentan desde LaLiga.

“Ir en otra dirección sería la ruina, no solo de 40 de los 42 clubes profesionales, sino del deporte español en su conjunto pues, como es sabido, este se financia en gran parte gracias a los recursos que proporciona LaLiga”, señalan fuentes de la principal competición de fútbol.

El tercer punto tiene que ver con las relaciones entre la patronal del fútbol y la RFEF. Desde hace años, Javier Tebas y Luis Rubiales mantienen un pulso por el control del balompié español y, los horarios o los choques del campeonato fuera de España han sido motivo de bronca entre ambas instituciones.

Con la retirada de esta enmienda se abre la posibilidad de que la Federación tenga más poder en la toma de decisiones ya que se divide el Tribunal de Arbitraje Deportivo a tres competencias (las denuncias que le remita el CSD, los recursos contra la privación de licencias y la materia electoral) y empujan a que los conflictos se resuelvan a través de la justicia ordinaria, más costosa y de pago.

El Gobierno de coalición, dividido

Como viene sucediendo en algunos aspectos de la vida política, Unidas Podemos y PSOE, socios de Gobierno, no comparten postura. Mientras la formación de Pedro Sánchez mantiene su postura porque siga adelante la Ley del Deporte con la retirada de las enmiendas, el partido morado considera que han de incluirse de nuevo.

Esta Ley tiene que proteger al deporte en general. Si no lo hace, si no protege a todos los clubes no está siendo buena. Le vamos a pedir en comisión al PSOE y al PP que dejen de actuar al dictado de Florentino Pérez. Que actúen en bien del deporte. Con esta redacción tienen en contra a todos los clubes”, dijo la diputada de Podemos Antonia Jover en una entrevista a Marca.

Con mensajes durante el fin de semana

Tal y como se mencionaba anteriormente, LaLiga ha puesto todo su empeño en hacerse notar y mostrar su descontento ante la nueva Ley del Deporte. Para ello, antes de cada encuentro los presidentes o directivos de turno entraban en directo bajo el micro de Movistar LaLiga para mostrar su descontento.

Además, la señal ofrecía al lado del marcador con el lema ‘Ley del Deporte para todos’. Pero no en todos los choques. El Real Madrid-Sevilla y el Barcelona-Athletic lucieron la bandera ucraniana que se lleva impresionando desde la invasión rusa. El motivo es que debido a la implicación de estos equipos en la nueva legislación LaLiga quiso evitar “una reacción negativa de las escuadras implicadas y que pueda aducir que se utilizan sus partidos para lanzar mensajes con los que no están de acuerdo”.

Te puede interesar

Comentar ()