Economía | Empresas

Iberdrola y Endesa sacan tajada del cierre de comercializadoras y suman medio millón de clientes más

Las grandes compañías buscan que los clientes se pasen a las tarifas libres

La sede central de Endesa en Madrid.

La sede central de Endesa en Madrid. endesa

Endesa e Iberdrola, las dos principales compañías eléctricas de España, aprovechan el cierre de pequeñas comercializadoras para ganar peso en la cuota de mercado. La crisis energética ha supuesto una gran oportunidad para las sociedades más importantes a la hora de ganar contratos de hogares y pymes.

Así lo reflejan los últimos informes publicados tras la presentación de resultados pertenecientes a los primeros nueve meses de 2022. Según las cifras aportadas por Endesa e Iberdrola, ambas compañías suman casi 500.000 clientes este año, siendo la primera de ellas la que más usuarios ha sumado.

En concreto, la empresa ha sumado 1,2 millones de clientes más a la tarifa libre que hace justo un año, mostrando un gran crecimiento en el mercado libre. La eléctrica cierra septiembre con 6,8 millones de clientes con esta modalidad, un 15,7% más. Bien es cierto que de la tarifa PVPC (regulada) se han marchado un 17%, debido a la alta volatilidad del megavatio a la hora. Con todo, Endesa ha pasado de tener 10,2 millones de clientes a 10,6 millones.

En el caso de Iberdrola, también se ha registrado un crecimiento en los primeros nueve meses del año, pero algo menor que los presentados por Endesa. En concreto, según el informe recientemente presentado, la empresa dirigida por Ignacio Sánchez Galán ha pasado de tener 10,7 millones de clientes a 10,84 millones de clientes.

Otra de las grandes victorias para el presidente de la eléctrica es la del porcentaje de los clientes que están en el mercado libre, que suponen un 87% del total. Cabe recordar que el presidente de Iberdrola tildó de “tontos” a aquellos usuarios que seguían en la que se rige por los precios del mercado mayorista.

El cierre y la quiebra de las pequeñas comercializadoras ha impulsado la actividad de captación de clientes de las grandes compañías. Tal y como subrayan las fuentes del sector consultadas, Iberdrola, Endesa o Naturgy tienen más músculo financiero para poder asumir menores márgenes en la venta de electricidad o gas, de ahí que las pequeñas sociedades destinadas a vender energía hayan quebrado.

No hay que olvidar tampoco, que cuando una empresa quiebra lo más normal es que la cartera de clientes lo absorban las grandes comercializadoras como Endesa, Iberdrola o Naturgy por lo que han sido grandes beneficiarias del cierre de éstas.

Ofertas comerciales

Cabe recordar que tanto Endesa como Iberdrola iniciaron hace pocos meses diversas campañas publicitarias para convencer a los clientes de que abandonaran o bien el mercado regulado, o bien cambiaran de comercializadora con ofertas en el mercado libre.

Endesa, por ejemplo, decidió bajar los precios de sus tarifas del mercado libre con una campaña que ofrece un 20% de descuento en el término de energía (luz consumida) a los clientes residenciales que contraten en el mercado liberalizado “buscando soluciones de ahorro y tranquilidad y no estar expuestos, así, a las fluctuaciones del mercado diario de electricidad”.

Iberdrola, un día después de que Ignacio Sánchez Galán dijera que solo “los tontos se mantienen en la tarifa regulada”, lanzó su campaña para aconsejar a 10 millones de españoles que aún estaban en el PVPC.

“Veinte millones de hogares en España han visto cómo su recibo de la luz es igual o menor que hace un año. Son los de aquellos ciudadanos que tienen tarifa libre. Sin embargo, los contratos de la tarifa regulada por el Gobierno tienen como referencia los vaivenes diarios de los mercados de la energía y resultan insoportables para los ciudadanos adscritos a esta tarifa», decía la empresa. Esta campaña aludía a su vez a su “plan estable”, que ofrece un portfolio personalizado según la demanda del cliente.

Iberdrola y Endesa han defendido por activa y por pasiva que los clientes se vayan de la regulada a la libre para no sufrir los bandazos del precio variable de la PVPC y no “encontrarse con sustos” a final de mes cuando llega el recibo.

“Con los descuentos en tarifas del mercado libre los precios de la energía mejoran las condiciones respecto a cualquier factura mercado regulado (a excepción del bono social)”, explicó Endesa en la anterior presentación de resultados. “España es el único país de Europa cuya tarifa regulada cambia cada hora, lo que genera a los clientes más dudas e incertidumbre”, sostiene Iberdrola.

Comentar ()