Economía

Merluza, pavo, percebes o langostinos: los alimentos navideños inician la escalada de precios

Neveras con carne envasada en la sección de carnicería de un supermercado de Madrid.

Neveras con carne envasada en la sección de carnicería de un supermercado de Madrid. EP

Se avecina una de las navidades más caras de los últimos años. La inflación estará muy presenten en las compras de alimentación para las tradicionales celebraciones navideñas. Las cenas de nochebuena y nochevieja, así como las respectivas comidas de Navidad y año nuevo tendrán un coste sensiblemente superior al del año pasado.

Los datos de la consultora NielsenIQ reflejan que, a nivel general, la alimentación es el sector que mayor desembolso supuso para los españoles hasta octubre. Con un crecimiento interanual de las ventas en valor del 12,6% y una caída del 1,1% en el volumen de compra, el aumento del precio es del 13,9%. 

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ya ha puesto en marcha un observatorio de precios de productos navideños. Y, de media, detecta un alza del 5,2% respecto a las mismas fechas del año anterior. Además, seis de los 15 productos analizados alcanzan sus precios máximos en la primera de las tres rondas que pretende realizar la organización de cara a las fiestas.

La mayor subida la registra un vegetal como la lombarda, con un incremento del 32%. Le sigue la merluza (16%), el pavo (14%), el redondo de ternera, la piña y los percebes gallegos (13%) y los langostinos (11%). En siete de los 11 productos las subidas se sitúan por encima del 10%.  

Por debajo de ese umbral están la lubina (6%), el besugo (3%), las almejas (2%) y el cordero lechal (1%). Desde la organización recuerdan que el cordero fue uno de los productos que más subió el año pasado (un 22%) y que se mantenga el precio indica que este año puede ser peor.

Por otro lado, hay algunos productos que están ahora más baratos que hace un año como las angulas, que valen un 23% menos de media y las ostras, que cuestan un 17% menos. Por su parte, el jamón ibérico de cebo está un 4% por debajo de aquel registro y la pularda vale un 1% menos.

«Aunque muchos españoles están recortando gastos para hacer frente a la subida en los costes de energía y alimentación, nuestra encuesta más reciente dice que un 60% de los españoles no variará su presupuesto en estas fiestas, respecto al año pasado», dice Patricia Daimiel, directora general de NielsenIQ para el Sur de Europa. Pero con el mismo dinero, podrán comprar menos cosas.

Si tomamos los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondientes al mes de octubre, todas las categorías se han visto incrementadas. Las legumbres y hortalizas frescas (sin contar las patatas) suben un 25,7%. Esos tubérculos se han disparado un 19%. Por su parte, la carne de ovino y caprino es un 9,8% más cara, mientras que la de ave ha subido un 18,3%. Asimismo, la de vacuno sube un 14,9% y la de cerdo, un 12,3%.

Por su parte, el pescado fresco o refrigerado crece de media un 11% y el marisco un 9%. Las conservas de pescado también son un 14,5% más caras. Además, la fruta fresca cuesta un 12,8% más que hace un año y los huevos se han disparado un 25,5%. El pan tampoco se libra y cuesta un 14,9% más. Los productos de confitería son un 9,5% más caros; el chocolate, un 5,6%; y las bebidas espirituosas crecen un 4,6%. El precio del vino está también un 8,3% por encima de las cifras de octubre de 2021 y el de la cerveza, un 10,3% más caro.

El encarecimiento de la electricidad, los combustibles y los fertilizantes —que valen el doble por la escalada del gas—, ha tenido un fuerte impacto en toda la cadena agroalimentaria y se está trasladando a consumidor final. El precio del arroz se ha incrementado un 16%; las harinas y cereales, un 37,8%; otros productos de panadería, un 26,4%;

En los lácteos, los consumidores también tendrán que hacer frente a subidas generalizadas. La leche entera está un 25,6% por encima de los niveles de 2021; el yogur cuesta un 23% más; el queso cuesta un 18,7% más. Por su parte, el azúcar sube un 42,8%,

Ante esta situación, los consumidores buscan ya estrategias de ahorro. Muchos se están volcando con la marca de distribución. En octubre registró una subida de 3,2 puntos porcentuales y supone ya casi la mitad de la cesta de la compra. Su cuota de mercado fue del 49,5% frente al 50,5% de la marca de fabricante. Según los datos de la consultora, hay un precio medio mayor en las marcas de distribución (16%) respecto a la de las marcas de fabricante (9,6%).

Eroski congela precios navideños

Las cadenas de hipermercados y supermercados también están aumentando la presión promocional para intentar evitar un freno del consumo por la situación inflacionista. La cooperativa vasca Eroski anunció este viernes una campaña para ofrecer 40 productos navideños de alimentación al mismo precio que en las navidades de 2021, entre los que se encuentran el rape, los langostinos, la piña, el cordero, los turrones o las uvas.

Desde la OCU recomiendan elaborar una buena planificación de las comidas y cenas navideñas, así como adelantar las compras de aquellos productos que puedan mantenerse congelados, aprovechar las ofertas o sustituir los productos más caros por otros más asequibles.

Una vez pasen las fiestas, está por ver qué ocurre con los precios. El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, se mostraba esta semana en una entrevista en Onda Cero confiado en una «contención y bajada progresiva en los precios de los alimentos» en el primer semestre de 2023.

Te puede interesar

Comentar ()