Economía | Empresas

La CNMC alerta del descenso "lento pero sostenido" de la filial de mercancías de Renfe

Locomotora de Renfe Mercancías.

Locomotora de Renfe Mercancías. Renfe

Hace apenas diez años, la pública Renfe controlaba casi un 85% del mercado del transporte ferroviario de mercancías en España. Una década después, apenas tiene el 56,6%. Según los últimos datos de publicados por la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC), el operador público recuperó parte de la cuota perdida durante lo más duro de la pandemia, pero continúa «mostrando un descenso lento pero sostenido» frente al crecimiento «moderado» de sus competidoras privadas.

El organismo que dirige Cani Fernández subraya en su último informe cómo Renfe Mercancías «ha seguido los últimos años una clara tendencia descendente». Pese a la pérdida de cuota desde la liberalización en 2005, la CNMC reconoce que, individualmente, «cada empresa alternativa es pequeña si se la compara con el operador histórico».

En concreto, la filial de mercancías de Renfe -que ultima la selección de un socio industrial que le ayude a reimpulsar su negocio- registró un 365% más de actividad que el siguiente operador en importancia.

Captrain es la segunda compañía con más peso en España. Es la operadora de la francesa SNCF que presta servicios de transporte de mercancías en la Península ibérica. En 2021 transportó 1.618,6 t.km netas, un 6,7% más que el año anterior. Le siguen Continental con 1.288,4 (+8,3%) y Transfesa con 754 (+1,5%). Esta última es filial de la alemana Deutsche Bahn y está participada minoritariamente por Renfe.

A nivel de ingresos, la CNMC también recoge que Renfe Mercancías presenta la mayor cuota de ingresos del sector, entre un 55% y un 65% del total, «aunque con tendencia decreciente». Y pone de manifiesto el incremento de costes que está teniendo impacto en las cuentas de resultados de las compañías que operan en nuestro país.

Según el informe del regulador, los costes han alcanzado este año los 289,66 millones de euros, un 21,0% más que en 2020. «Es especialmente destacable el crecimiento experimentado por el coste de energía de tracción, que se ha disparado más de un 80% en 2021. El aumento en los precios de la energía durante la segunda mitad de 2021, sumado al aumento en la actividad, ha causado esta subida sin precedentes», dice el regulador.

Por otro lado, también señala que, en líneas generales, se observa una mejora en la productividad del sector con un aumento tanto de los trenes por kilómetro como de las toneladas por kilómetro transportadas junto con una reducción en los trenes diarios hasta los 282.

En este aspecto, se observa una mayor actividad en las conexiones de Madrid con Valencia, Sevilla, Castilla y León y el País Vasco. Además, destaca un segundo foco en Zaragoza y la importancia de las conexiones con Francia por Hendaya y Cerbere.

También señala otros datos como que el recorrido medio por tren ha aumentado en más de 40 kilómetros hasta situarse en los 238 y el recorrido medio de la locomotora ha crecido hasta los 68.495 km, si bien no ha llegado a los niveles de 2019.

Te puede interesar

Comentar ()