Economía | Empresas

Iberia se vuelca con Latinoamérica y sitúa en 2024 la recuperación de sus márgenes

Aviones de Iberia. Europa Press

Iberia tendrá a Latinoamérica como el principal punto de crecimiento para 2023. La aerolínea del grupo hispano-británico IAG está decidida a aumentar los tráficos de las rutas a ese continente tras la fuerte apuesta realizada por recuperar los trayectos con Estados Unidos este año.

La firma cuenta ya con ocho destinos Nueva York, Miami, Boston, Los Ángeles, Chicago, San Francisco, Dallas y Washington. Cada semana opera 120 vuelos entre España y ese país, y este invierno ha desplegado un 15% más de capacidad en este mercado que antes de la pandemia.

La compañía que dirige Javier Sánchez-Prieto ha recuperado ya toda la red de destinos con la que contaba en el 2019 y se acerca a las cifras de capacidad que tenía antes de la pandemia. En el cuarto trimestre ha desplegado un 95% y la perspectiva es arrancar 2023 con un capacidad cinco puntos por encima, según ha dicho el presidente de la aerolínea durante la presentación de la cabina del Airbus A350 de nueva generación que ha incorporado a su flota.

Además, la compañía cree posible volver a beneficios durante este ejercicio 2022. En el tercer trimestre obtuvo un resultado positivo de 246 millones de euros, y se espera que esta buena dinámica se mantenga en el cuarto trimestre, lo que permitiría a la empresa tener un resultado positivo con sus tres negocios en verde (aerolínea, handling y mantenimiento). Sánchez-Prieto ha dicho que 2023 será un año de "transición" para la vuelta a los resultados récord logrados antes de la pandemia en 2024.

Latinoamérica será la punta de lanza de esa estrategia de crecimiento. Tras la recuperación de las rutas a Caracas y Río de Janeiro, cuenta con 18 destinos de 16 países, y con una oferta de alrededor de 260 vuelos semanales. Durante los próximos meses se espera que la cifra siga creciendo.

De momento, opera ya tres vuelos diarios a México y en Colombia crecerá de dos a tres. En Perú pasará de siete a diez vuelos semanales, y la intención de la aerolínea es llegar a dos vuelos diarios.

Acuerdo para los convenios

A nivel interno, Iberia ha logrado cerrar acuerdos con sus trabajadores sobre los tres convenios colectivos (Tierra, pilotos y tripulantes de cabina). Esto le garantiza, según Sánchez Prieto, la "paz social" durante los tres próximos años.

También transformado los contratos de 1.692 empleados de la Dirección de Aeropuertos en trabajadores fijos discontinuos, y otros más de 300 contratos de TCP a fijos discontinuos. Este año se han incorporado a Iberia 52 pilotos, procedentes de su programa de Cadetes y de la convocatoria de empleo que la compañía abrió el pasado mes de junio.

Por otro lado, Iberia sigue peleando por fortalecer su posición en el hub del aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas, para competir con las instalaciones similares del continente europeo.

La compañía defiende que el puente aéreo de Madrid-Barcelona resiste a la entrada de los nuevos operadores ferroviarios de la alta velocidad y que ya registra niveles superiores de vuelos a las Canarias y Baleares.

En cuanto a sostenibilidad, mantiene un acuerdo con Repsol y otro con Cepsa para impulsar la producción de combustibles de origen sostenible, en cantidad suficiente y a un precio razonable. Junto con la primera, Iberia realizó el pasado mes de junio los primeros vuelos de largo radio con biocombustible sostenible producido en España a Washington, Dallas y San Francisco. Además, ha cerrado con la compañía Gevo su primer acuerdo para la compra de 111.000 toneladas de SAF por 5 años.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar