Economía

La rebaja del IVA sólo ahorraría 2,7 euros por cesta aunque los super mantuvieran los precios

Cesta de la compra con productos básicos

Cesta de la compra con productos básicos EP

Una cesta de la compra sencilla, de unos 60 euros, sin caprichos y con 21 alimentos básicos de los incluidos en la supresión de IVA del Gobierno para los próximos seis meses, gozaría de una rebaja inferior a 3 euros siempre y cuando los supermercados mantuvieran los precios anteriores a la medida tomada en el marco del tercer decreto anticrisis. Tres litros de aceite de oliva virgen extra, seis litros de leche, macarrones, patatas, cebollas, legumbres, verduras, harina, pan, queso y frutas, estos son los componentes de la cesta de la compra realizada por El Independiente para calcular el efecto real de la medida del Gobierno en el bolsillo de los españoles. Si usted hace una compra similar a la nuestra en Carrefour notará una diferencia a su favor de 2,7 euros, mientras que si la hace en Mercadona el ahorro será de 2,49 euros.

En total, con una compra como la de este caso en la que únicamente se escogen alimentos básicos, la cuenta ha adelgazado en Carrefour de 64,88 euros a 62,18 euros. Asimismo, la factura ha disminuido de 60,15 euros a 57,66 euros en Mercadona, de ahí las cifras mencionadas anteriormente.

La reducción del 4% al 0% del IVA de los productos del tramo superreducido y del 10 al 5% la pasta y los aceites se traduce en un descuento de 3 céntimos en cada barra de pan y en cada kilo de harina, de 17 céntimos en una bolsa de 3 kilos de patatas, de 11 céntimos en una docena de huevos camperos o de 10 céntimos en un kilo de tomates. La garrafa de tres litros de aceite, con un descuento de 84 céntimos y el pack de seis litros de leche, con 22 céntimos, son los elementos donde más aprovechable es la medida, ya que son los más caros: Tres litros de aceite de oliva virgen extra cuestan ahora 16,75 euros en Mercadona y 19,75 euros en Carrefour y el pack de seis litros de leche entera vale 5,46 euros en el supermercado español y 5,40 euros en el francés.

Las críticas de la oposición hacia los detalles de esta rebaja impulsada desde Moncloa han llegado en torno a la efectividad de la misma. El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez-Feijóo, que transmitió en el pasado algunas propuestas como la bajada del IVA a algunos productos de la cesta de la compra, destacó que el decreto debía incluir también a la carne, el pescado y las conservas. Feijóo incidió que el PP «acepta y valora que se copien» las propuestas de su partido pero pide que se «completen con algo lleno de sentido común». «No tiene sentido bajar solo algunos alimentos» y que estos tres, que son «fundamentales» para la cesta de la compra, no disfruten de ese descuento, apuntó entonces Feijóo. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, aseguró que se ha actuado sobre los productos que hace más de 20 años tienen un IVA superreducido «porque tienen mayor presencia dentro de la cesta de la compra».

¿Cómo afectaría a la cesta de la compra bajar el IVA a la carne y el pescado?

La disminución del gravamen del 10% al 5% a la carne y el pescado provocaría una reducción de 31 céntimos tanto en un pollo como en una bandeja familiar de lomo adobado, que pasarían a costar 5,86 euros en vez de los 6,17 que marcan actualmente en los lineales de Mercadona, así como de 29 céntimos en la pieza de dorada o de 34 céntimos en media merluza. Es decir, si la carne y el pescado formaran parte del club del 5% de IVA, provocarían un descuento de 1,25 euros solo con comprar dos artículos de cada clase, mientras que con la supresión del IVA a los alimentos básicos y el descuento a aceites y pastas una cesta de la compra con 21 productos apenas disminuye su precio en 2,7 euros siempre y cuando los supermercados mantengan los precios.

Las medidas se toman en el marco del tercer decreto anticrisis que comprende también una ayuda económica de 200 euros para 4,2 millones de hogares con rentas menores de 27.000 euros, así como 300 millones en ayudas directas a los agricultores para compensar el aumento de los costes por el encarecimiento de los fertilizantes.

Te puede interesar

Comentar ()