Economía | Empresas

La guerra de Ucrania hunde el transporte de carga aérea en el aeropuerto clave de Zara

La terminal de Zaragoza cierra 2022 con un 34,7% menos de mercancía transportada y cae a la tercera posición, por detrás de Barajas y El Prat

Un trabajador recoge un cargamento de un avión. en el aeropuerto de Zaragoza

Un trabajador recoge un cargamento de un avión. en el aeropuerto de Zaragoza. Fabián Simón / Europa Press

El aeropuerto de Zaragoza cierra el año 2022 con un 34,7% menos de carga aérea que el año pasado. El aeródromo aragonés destaca tradicionalmente en este segmento. Pero el contexto actual marcado por la guerra de Ucrania ha diezmado el movimiento de mercancías en un enclave estratégico para un gigante del textil como Inditex.

La compañía fundada por Amancio Ortega tiene en Zaragoza un centro de operaciones logístico desde el que surte de mercancías a las tiendas de Zara. Pero precisamente, se ha deshecho de su negocio en Rusia como consecuencia de la invasión propiciada por Vladimir Putin.

Según los últimos datos facilitados por el gestor aeroportuario Aena, Zaragoza pierde incluso un 41,5% en cuanto a volumen de mercancías transportadas respecto al mes de diciembre de 2021 y un 42,1% frente al mismo mes de 2019, justo antes de la irrupción de la crisis sanitaria.

«La tendencia ascendente que empezaba a consolidarse a finales de 2021 en el aeropuerto de Zaragoza, tras la caída provocada por el periodo de pandemia, se vio alterada a lo largo del año pasado por la incertidumbre que estamos viviendo», explican fuentes de Aena.

Desde la compañía que preside Maurici Lucena explican que son varios los factores que confluyen y que afectan de manera significativa al tráfico de mercancías en este aeropuerto. Por un lado, se refieren a la subida del combustible, que está afectando a las compañías.

Por otro lado, recuerdan que como consecuencia de la guerra de Ucrania, uno de los operadores clave en el aeropuerto (AirBridge) se vio obligado a suspender sus operaciones por la invasión. Tampoco ayuda la situación en China ni la tensión global en las cadenas de suministro, que ha afectado de manera notable a las empresas del sector.

La compañía semipública sigue apostando por estas instalaciones como un polo logístico de primera categoría y tiene previsto acometer nuevas inversiones para seguir expandiendo el espacio destinado a la carga aérea.

Cae por detrás de Barcelona-El Prat

Zaragoza cerró el ejercicio 2021 situado en la segunda posición de la clasificación de tráfico de mercancías, con 194.351 toneladas. La cifra solo se vio superada por las 523.395 toneladas del aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid-Barajas y estuvo por encima de de Barcelona-El Prat Josep Tarradellas, donde se movieron 136.107 toneladas.

Pero en el 2022 que acaba de terminar, el orden se ha invertido y Zaragoza cae a la tercera posición. La terminal catalana ha cerrado con un 14,3% más de carga aérea que el año pasado, aunque aún está un 12% por debajo de los registros previos a la crisis sanitaria. Barajas, por su parte, ya está un 1,1% por encima de aquellas cifras y ha mejorado un 8,2% frente a 2021.

El cuarto puesto es para el aeropuerto de Vitoria, con un centro de operaciones de DHL. Con 73.620.067 toneladas, mejora un 1,5% los registros de 2021 y sube un 14,2% respecto al año anterior a la pandemia.

A nivel global, los aeropuertos españoles de la red de Aena acabaron 2022 por encima del millón de toneladas de mercancías. Esto supone apenas un 0,2% más que en 2021 pero un 6,5% que antes de la pandemia. En el mes de diciembre, estuvieron un 10,8% por debajo de 2021 y un 11,1% por debajo de 2019.

De cara a 2023, en Aena se muestran «optimistas» respecto al aeropuerto de Zaragoza, aunque prefieren mantener la cautela a la hora de realizar previsiones. «En un escenario tan volátil como el actual, no es posible hacer proyecciones de futuro», concluyen.

Te puede interesar

Comentar ()