Economía

Las cadenas de restaurantes, a la caza de los mayores de 50 años

Restaurante McDonald's

Las cadenas de restaurantes ven en los mayores de 50 años un público objetivo a conquistar. "Actualmente la cuota está más desarrollada en los targets jóvenes, que además han sido el motor de crecimiento en los últimos años", dice el último informe de la patronal Marcas de Restauración, elaborado por la consultora KPMG. Por eso, "la gran oportunidad para la Restauración de Marca radica en conquistar los targets más adultos (50 años y más)", añade el texto.

Los datos reflejan una fuerte polarización entre los clientes de este tipo de establecimientos, que facturaron el año pasado en España 41.000 millones de euros. Entre los consumidores de 17 a 29 años, las cadenas de restaurantes tienen una cuota del 43,8%. En los últimos años se ha disparado 10 puntos.

A medida que se avanza en la pirámide poblacional, la penetración de la restauración de marca comienza a disminuir. En los clientes de 30 a 49 años, la cuota es del 31,3%. En el caso de los consumidores de 50 a 64, es el 15,6%. Y a partir de 65 años, solo representan un 9,5% del total del gasto hecho por el target. Además, este es el único perfil en el que pierde cuota a favor de la restauración independiente.

Según el observatorio, también hay brecha de edad en la forma que tienen los clientes de buscar información del restaurante. Mientras que los jóvenes de entre 18 y 34 años van a preferir canales online ya sean redes sociales, páginas web o apps. Los mayores de 55 años prefieren visitar directamente el restaurante pese a mostrarse cada vez más abiertos a los medios digitales.

La inflación que ha marcado buena parte de 2023 parece estar dando un respiro y las ventas están siendo mejor de lo que parecían pensar las compañías del sector. Eso sí, ha cambiado algunos hábitos. "Ante el impacto de la inflación, el consumidor ha desarrollado sus propias medidas de ajuste, que van desde pedir menos platos, búsqueda de ofertas o incluso reducir el número de visitas", reza el Observatorio.

En todo caso, el optimismo cunde entre los empresarios. Seis de cada 10 negocios de restauración prevén que sus ventas cierren este ejercicio con un crecimiento superior al 10%, una dinámica que podría continuar en 2024. No en vano, la hostelería y el sector turístico han conseguido resistir el embate.

Sin embargo, la práctica totalidad de las cadenas de restauración sostienen que sus márgenes se han visto rebajados precisamente por la inflación, al registrar un encarecimiento de los costes superior a la subida de los precios que han podido aplicar.

Y el sector ve con esperanza cómo el consumo en Foodservice continúa creciendo y alcanza ya el 35,4% de cuota sobre el gasto total realizado por los españoles en el sector de Alimentación y Bebidas.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar