Economía | Empresas

Lidl y Aldi mantienen la presión por estar en el podio de ventas y sumarán 1.100 tiendas a final de año

Las cadenas de descuento alemán continúan su estrategia de expansión en España frente a Mercadona y Carrefour

Un supermercado de Lidl en Badajoz.

Un supermercado de Lidl en Badajoz. EP

Las cadenas alemanas de supermercados siguen embarcadas en su particular carrera por las aperturas de tiendas en España para seguir ganando cuota de mercado. Tanto Lidl como Aldi destinan una importante inversión para penetrar en el territorio español y robar parte del pastel a otros competidores en un contexto de alta inflación, con los precios de los alimentos disparados.

La primera es ya el tercer operador en cuota, solo por detrás de Mercadona y Carrefour, y prevé superar las 700 tiendas en 2024. Y aunque sigue poniendo en marcha establecimientos de manera mensual, sí parece estarlo haciendo a un ritmo más suave que en los ejercicios anteriores, cuando abría del orden de 40 tiendas por año. Los responsables de Lidl ven potencial al mercado español para alcanzar las 900-1.000 tiendas, aunque evitan comprometerse en los plazos.

Según explicaba a comienzos de semana su director general corporativo en España, Ferran Figueras, ahora mismo, cuenta con 670 tiendas. Y su estrategia de crecimiento prevé una inversión de entre 250 y 300 millones de euros. La empresa espera terminar su ejercicio fiscal en febrero con un beneficio similar al del pasado año, con una facturación que crecerá a doble dígito. Eso sí, la inflación ha impactado en su cuenta de resultados con una bajada de rentabilidad del 15%.

Por su parte, Aldi ha anunciado otras 10 nuevas tiendas para este diciembre, con lo que pretende alcanzar las 430 tiendas en España en este 2023. A diferencia de Lidl, no ofrece una proyección para 2024, aunque sí recuerda que durante los últimos tres años ha abierto cerca de 100 nuevos establecimientos en todo el país.

Aldi inaugurará este diciembre nuevos supermercados en los municipios San Bartolomé (Lanzarote), Ciutadella (Menorca), sumará tres tiendas en Granada, dos más en Barcelona y otra en Deltebre (Tarragona), que se suman al que ya ha abierto en Torrejón de Ardoz (Madrid), el 1 de diciembre, y Albox (Almería), este lunes 4 de diciembre.

Actualmente, la compañía cuenta con un total de 97 supermercados en Andalucía, la región con más tiendas Aldi del país. También se reforzará en Cataluña, En total, la compañía habrá abierto en 2023 ocho nuevas tiendas en la región.

Por su parte, la cadena de supermercados seguirá impulsando su presencia en las Islas Canarias, donde llegó por primera vez en julio de 2022. La expansión también pasará por Baleares con una nueva tienda en Ciutadella (Menorca). La compañía inauguró su primera tienda en Menorca este año en el municipio de Maó y tiene intención de seguir ampliando su presencia durante los próximos años.

Desde Lidl se muestran cautos. "Tenemos que ser muy selectivos, las oportunidades se generan de forma que no podemos comprometernos a ritmos de expansión de tienda concretos. Eso no dice que dejemos de correr, pero hay que ser cautos con lo que escogemos, porque nuestras ubicaciones tienen que ser las mejores", indicaba Figueras la semana pasada.

Su última inauguración fue el lunes en Burgos. En los últimos años, Castilla y León ha tenido un rol destacado en sus planes de crecimiento y suma ya 25 tiendas. En 2022 la compañía ya inauguró una tienda en Ponferrada y modernizó y amplió otra en Benavente. Recientemente ha adquirido una parcela de unos 158.000 m2 en Villadangos del Páramo para construir una plataforma logística.

Ambas compañías pertenecen a lo que se denomina el modelo de supermercado del 'descuento' alemán. Su cuota de marca propia es sustancialmente más alta que en otras cadenas. Y, precisamente, el contexto inflacionista y los altos precios de la alimentación han potenciado las ventas de la denominada 'marca blanca'.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar