Directivos | Economía

Pedro Sánchez presiona para poner a Irene Lozano al frente de RTVE

El próximo marzo se tiene que renovar el consejo y nombrar una presidencia

Irene Lozano en el funeral de Miguel Barroso

Irene Lozano EFE

Pedro Sánchez quiere premiar a Irene Lozano. La periodista y amiga del presidente del Gobierno es una de las firmes candidatas a suceder a Elena Sánchez al frente de Radio Televisión Española (RTVE). Según explican diversas fuentes cercanas al ente público, el inquilino de La Moncloa quiere dar un nuevo golpe en el timón de la corporación, una vez que “ha perdido toda la confianza” en la que es la actual presidenta de la tele pública.

Este periódico ha intentado ponerse en contacto repetidamente con Irene Lozano, pero no ha logrado hablar con ella. Actualmente es la directora de la Casa Árabe, cargo que ocupa desde 2021. Antes fue nombrada secretaria de Estado de España Global, un organismo para promocionar el sol, las playas y la gastronomía de España. Antes, Pedro Sánchez la colocó en el Consejo Superior de Deportes. En esta etapa, la política y periodista tuvo que lidiar con uno de los personajes que más dolores de cabeza le ha dado al Gobierno: Luis Rubiales.

La propia Lozano recordó en una entrevista en la Cadena Ser que tuvo que echar de su despacho al expresidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). “Estábamos solos. Empezó a hacer acusaciones muy graves contra una de las personas de mi equipo. Y yo con mi equipo voy hasta la muerte, me hago responsable de todo lo que hagan. Decía generalidades, pero estaba hablando mal de una persona de mi confianza. Le dije que o lo retiraba o se iba. Y dijo que no. Tuve que coger su abrigo del perchero y dárselo. Le dije que no me obligase a llamar a seguridad y que saliese de mi despacho porque no teníamos nada más que hablar”, dijo en aquella conversación.

Las fuentes consultadas indican a este periódico que Pedro Sánchez considera que “el currículum que tiene Irene Lozano y conocer la profesión de periodismo” le hacen ser una gran valedora para ser la próxima sustituta de Elena Sánchez. Pero la realidad es otra, tal y como apuntan los informantes. El presidente del Gobierno quiere premiar la fidelidad de la política y busca “a toda costa” darle cobijo al ente público audiovisual para poder “mantener una línea editorial acorde a los pensamientos de Moncloa”.

La noticia, según indican las voces conocedoras, ya ha corrido por los despachos de RTVE. Los directivos prefieren mantenerse al margen y no desean que vuelva a politizarse una vez más la televisión pública. Algo que podría volver a suceder si Irene Lozano termina dirigiendo el organismo.

No obstante, la llegada de Irene Lozano, a pesar de los esfuerzos de Pedro Sánchez para que así suceda, se antoja complicada. Primero, porque hay una presidenta en mandato. La también periodista ostenta el cargo desde septiembre de 2022 y aunque ha pasado por momentos complicados, el consejo de administración no tiene previsto llevar a la junta un posible recambio, como explican fuentes cercanas a la compañía.

Conviene recordar que Moncloa, vía Consejo de Ministros, modificó el artículo 33 del Estatuto Social de la corporación para dotar de plenos poderes a Elena Sánchez, presidenta interina del ente. Al tener competencias temporales, la actual mandamás de la televisión pública carecía de ciertos poderes que ahora sí tendrá tras la nueva modificación aprobada este martes.

Pero el próximo mes de marzo puede resultar clave en las aspiraciones de Pedro Sánchez. El Congreso de los Diputados debe nombrar una presidenta fija y, este hecho, puede beneficiar a Irene Lozano. Cabe recordar que Elena Sánchez ostenta el puesto de manera interina y los mecanismos legales obligan a que deje su puesto en los próximos meses.

Dicho proceso, como explican fuentes cercanas a la corporación, “no será nada sencillo”, puesto que hay que llegar a un acuerdo con las diferentes formaciones políticas y será necesaria una mayoría de dos tercios del Congreso para que los nombramientos se cristalicen.

Escriba de dos libros de Pedro Sánchez

Irene Lozano goza de la confianza de Pedro Sánchez y conoce todos los entresijos de la gestión del presidente del Gobierno. Irene Lozano, coautora junto con el presidente Pedro Sánchez de Manual de Resistencia (Ediciones Península, 2019) y Tierra Firme (Ediciones Península, 2023) fue diputada en el Congreso de los Diputados entre 2011 y 2016.

La política estudió Lingüística en la Universidad Complutense y una diplomatura en Filosofía en Londres. Sus primeros inicios profesionales estuvieron en el mundo del periodismo donde escribió reportajes, noticias, columnas y ensayos. En 2018 publicó su hasta ahora única novela, Si sufrir fuera sencillo.

Sánchez ya controla EFE

El apetito de Sánchez por controlar el mensaje mediático no es nuevo. Desde que llegara a la presidencia del Gobierno. Bien es sabida la buena relación con Joseph Oughourlian, dueño del Grupo Prisa. El PSOE, durante los últimos años, ha incluido en el consejo de administración y en el consejo asesor a históricos socialistas como Miguel Barroso, recientemente fallecido.

Hace tan solo unas semanas, la Agencia EFE comunicaba la llegada de Miguel Ángel Oliver como nuevo presidente de la compañía. Oliver no fue solo secretario de Estado de Comunicación (entre junio de 2018 y julio de 2021), sino que en las elecciones a la Asamblea de Madrid del 26 de mayo de 2019 concurrió en el puesto 132 (el último) de la lista del PSOE que encabezaba Ángel Gabilondo.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar

3 Comentarios

Normas ›

Comentarios cerrados para este artículo.

  1. Es esta la negra que le escribe loslibros firmados por Pedro Sánchez?

  2. Después de ese nombramiento,la amigante será una servil empleada directa de Sanchez y los españoles tendrán un servicio de noticias más falso aún. Esto progresa, porque el sátrapa es progresista, (ahora en un audio ,vendría una carcajada esplendorosa)

  3. A la «negra» del Fraudes hay que darle un premio aparte la pasta que le haya pagado y los cargos en los que ya ha demostrado incompetencia. Menos mal que lo de.los amigantes no le gustaba.