Economía | Empresas

El Gobierno recupera la Comisión Nacional de la Energía (CNE)

Estará adscrita al Ministerio de Teresa Ribera y su consejo estará integrado por siete miembros

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera. Carlos Luján / Europa Press

El Consejo de Ministros ha iniciado los trámites legislativos para recuperar la antigua Comisión Nacional de la Energía (CNE), que en 2013, bajo un Gobierno del PP, pasó a estar integrada en la Comisión Nacional para los Mercados y la Competencia (CNMC) junto a otros reguladores.

Según ha explicado este martes la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, se tramitará por la vía de urgencia y si todo va bien, teniendo en cuenta que la gran mayoría de los grupos consultados son proclives a su recuperación, la ley de creación podría publicarse en el Boletín Oficial del Estado (BOE) antes de que acabe el año. En consecuencia, la CNE deberá estar plenamente constituida y operativa en un plazo máximo de cuatro meses desde la aprobación de la ley de creación.

En la rueda de prensa posterior al Consejo, Ribera ha asegurado que la creación de la CNMC se debió a un criterio de oportunidad política en 2013, pero que ante la transformación del sector energético se debe recuperar un organismo específico que esté bien dotado y reforzado.

Funciones que desempeñará

Como parte del restablecimiento de esta autoridad regulatoria se ha abierto el proceso de audiencia pública del anteproyecto de ley de esta nueva entidad. En el marco de esta nueva CNE se actualizarán sus funciones, se reforzarán sus medios y contará con un fondo específico para la gestión y liquidación de los sistemas de electricidad y gasista en las actividades reguladas.

En el caso de la supervisión de las tomas de participaciones empresariales en el sector energético, la CNE se encargará de instruir el expediente y de hacer una propuesta al ministerio, que resolverá y fijará las condiciones que considere oportunas.

Este fondo para gestionar las liquidaciones de los sectores energéticos es una medida que responde a la petición expresa de la Intervención General de la Administración, de la Oficina de Contabilidad Nacional, para facilitar la transparencia y la mejor gestión de los flujos económicos que proceden de estas actividades reguladas que aparecen en las facturas.

Esta CNE, además de sus funciones clásicas de seguimiento del funcionamiento correcto de los mercados energéticos, una vía con la que se quiere garantizar precios competitivos para los consumidores y señales eficientes para la inversión, tiene que incorporar la descarbonización.

En este sentido, ha explicado que se trata de favorecer, a la hora de tomar las decisiones regulatorias, ese objetivo europeo de la descarbonización.

Según ha subrayado la ministra, el nuevo organismo asume funciones regulatorias; consultivas; de asesoramiento y resolución de conflictos entre operadores e incorpora nuevos vectores energéticos, a los que se añade el hidrógeno y los gases renovables a la electricidad, el gas y los hidrocarburos.

También se reforzarán las funciones de inspección, consolidando atribuciones que desempeñaba de manera transitoria como el velar por la resolución de las quejas de los consumidores.

Estructura

La CNE estará adscrita al Ministerio y su consejo estará integrado por siete miembros: el presidente, el vicepresidente y cinco consejeros, que tendrán un mandato de seis años sin posibilidad de reelección y deberán acreditar 5 años de experiencia vinculados a este ámbito.

Contará con tres direcciones, la de Electricidad, la de Hidrocarburos y Nuevos combustibles y la de Inspección, de nuevo cuño, para reforzar su labor supervisora.

Para sacar este proyecto adelante, la ministra ha señalado que ha habido distintas vías de comunicación y escucha y que será muy importante atender los comentarios y observaciones para remitir el proyecto de ley al Congreso de los Diputados, empezando obviamente por la CNMC, que tiene mucho que decir, ha reconocido.

Hasta que se recupere este organismo, la CNMC seguirá desempeñando sus funciones con normalidad y la recuperación de los equipos y dotaciones se hará con la mayor diligencia. En el acuerdo de gobierno suscrito entre el PSOE y Sumar ya se recogía resucitar la CNE, que fue el ente regulador de los sistemas energéticos entre 1995 y 2013. 

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar