Economía | Empresas

Cuenta atrás para que la mayor ‘teleco’ por clientes opere a partir de abril con la fusión de Orange y MásMóvil

El consejo de ministros deberá aprobar la fusión de las dos compañías

Estand de Orange en el Mobile World Congress (MWC) 2023

Estand de Orange en el Mobile World Congress (MWC) 2023 EP

“Por fin”. Esas fueron las palabras que pronunció Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil nada más conocerse el fallo de la Comisión Europea que permitirá a Orange y su compañía crear la mayor operadora por número de clientes en España. Este sentir también es compartido por los directivos y las plantillas de ambas empresas, que esperaban con ansia el desenlace de Bruselas.

Ambas partes se convertirán en un operador líder combinando los activos, capacidades y equipos de las dos compañías en España para dar servicio a más de siente millones de clientes de banda ancha, unos treinta millones de servicios móviles y 2,2 millones de clientes de televisión.

La nueva empresa gestionará “ importantes activos de red y de IT para asegurar una cobertura nacional tanto en FTTH como en 4G/5G. En términos financieros, la entidad combinada se convertirá en un operador más fuerte con ingresos estimados de más de 7.400M€ y un EBITDAaL de más de 2.300M€, con un valor de empresa de 18.600M€ y unas sinergias esperadas de más de 450M€ al año (a partir del cuarto año tras el cierre de la operación)”, de acuerdo a las cifras que manejan tanto Orange como MásMóvil.

Además, como parte del paquete de remedios propuestos, las partes han acordado ceder a Digi, 60MHz de espectro (pendiente de aprobación por parte del Gobierno español) y un acuerdo opcional de roaming nacional.

A partir de ahora, las dos compañías deberán cumplimentar una serie de requisitos burocráticos para que la fusión se haga realidad. Las fuentes consultadas por este periódico indican que tanto Orange como MásMóvil pretenden presentar en sociedad la nueva operadora a finales del primer trimestre o principios del segundo. Es decir, la idea en la que se trabajan en los despachos es que a finales de marzo o en las primeras semanas de abril se conozca el nuevo nombre de la joint venture y que los clientes ya puedan consumir los servicios a partir de esta nueva sociedad.

Antes de que millones de personas estén bajo el paraguas de la nueva empresa que creen las dos operadoras, Orange y MásMóvil deberán presentar documentación ante organismos españoles y que éstos sean aprobados. No obstante, no parece que las instituciones nacionales pongan trabas para que se culmine esta operación histórica.

Como revelan las fuentes consultadas, Orange y MásMóvil deberán esperar a que la Junta de Inversiones Extranjeras, dependiente del Ministerio de Transformación Digital, dé luz verde a dicha operación. Será en última instancia el Consejo de Ministros, al igual que tiene que hacerlo con la compra de Vodafone por parte de Zegona, quien dictamine que las dos operadoras pueden fusionarse de manera definitiva.

Pendientes del Banco de España

Las voces del sector de las telecomunicaciones también remarcan que el Banco de España también tendrá que validar la operación ya que MásMóvil tiene operaciones financieras con Cetelem. En concreto, la filial de BNP Paribas y la empresa dirigida por Meinrad Spenger llevaron a cabo un nuevo aumento de capital en su negocio financiero conjunto, Xfera Consumer Finance Establecimiento Financiero de Crédito, sociedad participada al 49% por la teleco y al 51% por el banco.

Tanto Orange como MásMóvil han tenido negocios en el sector financiero. MásMóvil tiene la citada participación en Xfera Finance, mientras que el grupo Orange Intenta deshacerse de Orange Bank en España.

Un gigante de las telecomunicaciones

Por porcentajes, la fusión entre Orange y MásMóvil liderarían la cuota de mercado con un total del 43% del total de clientes, dejando a Movistar con el 29% y Vodafone, en tercer lugar, con el 22% en el mercado móvil. En banda ancha, sucedería lo mismo con la joint venture quedándose con el 42%, Movistar obtendría el 36% y Vodafone, con el 19%, de acuerdo a los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

Por su parte, de acuerdo a las estimaciones de Orange y MásMóvil, la joint venture tendrá un valor total de 15.900 millones de euros. La primera de ellas posee unos activos de unos 8.100 millones mientras que la teleco dirigida por Meinrad Spenger dispara sus cifras hasta los 11.600 millones de euros.

Así quedará el organigrama

Orange y MásMóvil han venido negociando durante los últimos meses el organigrama de la nueva compañía, que pretende operar a partir del 1 de abril en España. Por tanto, el puesto de consejero delegado está designado para Meinrad Spenger. El directivo de MásMóvil es uno de los directivos más respetados en el sector y se tiene plena confianza en su capacidad para mejorar las ratios de la nueva joint venture.

Jean François Fallacher ocupará el cargo de presidente no ejecutivo. El directivo galo ocupó el cargo de consejero delegado en España, pero para dar cabida al nuevo encaje se decidió que abandonara la filial de la operadora. En la actualidad ocupa cargos directivos en la matriz.

Con su marcha, aterrizó Ludovic Pech, como consejero delegado de Orange España. El directivo (1971) es licenciado en Contabilidad, Finanzas y Administración de Empresas. Inició su carrera en el Grupo Orange en 1994 y, desde el año 2000, ha ocupado distintas posiciones en varias divisiones del Grupo. En concreto, durante más de 6 años fue el CFO de Wanadoo en España. Con la fusión, el actual CEO de Orange será designado CFO.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar

1 Comentarios

Normas ›

Comentarios cerrados para este artículo.

  1. El consejo de ministros tiene que aprobar esta fusion,.

    Me gustaría saber cuantos de los ministros saben en qué consiste una fusión entre empresas….

    Es que este es el problema, que (salvo honradas excepciones, como probablemnete el ministro de economía) el resto no tiene NPI de esto, es decir, están aprobando a ciegas

    Es como las cajas de ahorros, que los sindicalistas metidos en los consejos de administración no sabían leer un balance y tenían que formular las cuentas…

    La crítica de esto, es que o tenemos gente en el consejo de ministros con una formación seria y conveniente con las materias propias de este órgano, o tenemos gente con cero formación y lo peor sectarios.

    es muy probable que a muchos del consejo de minsitros actual, esto de la fusión le suene a neoliberalismo, etc…