Economía | Empresas

Ryanair empieza a castigar a los huelguistas: recorta un 20% de aviones y prepara 300 despidos en Irlanda

El sindicato de pilotos irlandeses responde a la medida de presión de la compañía convocando un nuevo día de huelga para el 3 de agosto, la cuarta jornada de paros en un mes.

logo
Ryanair empieza a castigar a los huelguistas: recorta un 20% de aviones y prepara 300 despidos en Irlanda
Un avión de la aerolínea Ryanair.

Un avión de la aerolínea Ryanair. efe

Resumen:

Ryanair ya había advertido que se planteaba recortar flota de aviones y, previsiblemente, también a recortar plantilla de cara a la temporada de invierno si la confianza de los consumidores y la demanda de billetes se resentían por las huelgas que se van a suceder este verano en varios países europeos. El gigante del bajo coste ha empezado ya a ejecutar estas medidas

Ryanair ha confirmado que reducirá un 20% los aviones con base en Irlanda (que pasarán de 30 a 24 aparatos) a partir del próximo octubre y prepara hasta 300 posibles despidos en el país, donde se han producido ya varias huelgas de pilotos y donde hoy y mañana están convocados a los paros los azafatos (como también en España).

En un comunicado remitido a la Bolsa de Londres, Ryanair ha desvelado que su intención es trasladar esas seis aeronaves a Polonia, un mercado en el que está registrando un fuerte crecimiento, mientras que en Irlanda las reservas de vuelos han caído, según la compañía, como consecuencia de las huelgas de sus pilotos en el país.

Una medida que puede implicar la salida de 300 empleados, que tienen su base de operaciones en Dublín. La compañía ha emitido previsos de posible despidos para más de 100 pilotos y 200 azafatos con base en Irlanda, a los que ofrecerá la posibilidad de trasladarse a Polonia u otros mercados… o serán despedidos.

Ryanair ya había advertido que se planteaba recortar flota de aviones y, previsiblemente, también reducir plantilla de cara a la temporada de invierno si la confianza de los consumidores y la demanda de billetes se resentían por las huelgas que se van a suceder este verano en varios países europeos. El gigante del bajo coste cumple su amaneza y ha empezado ya a ejecutar estas medidas.

Ryanair ha confirmado que reducirá un 20% los aviones con base en Irlanda (que pasarán de 30 a 24 aparatos) a partir del próximo octubre y prepara hasta 300 posibles despidos en el país, donde se han producido ya tres huelgas de pilotos en el último mes y donde hoy y mañana están convocados a los paros los azafatos (como también en España).

En un comunicado remitido a la Bolsa de Londres, Ryanair ha desvelado que su intención es trasladar esas seis aeronaves a Polonia, un mercado en el que está registrando un fuerte crecimiento, mientras que en Irlanda las reservas de vuelos han caído, según la compañía, como consecuencia de las huelgas de sus pilotos en el país.

Una medida que puede implicar la salida de 300 empleados, que tienen su base de operaciones en Dublín. La compañía ha emitido previsos de posible despidos para más de 100 pilotos y 200 azafatos con base en Irlanda a partir del 28 de octubre, a los que ofrecerá la posibilidad de trasladarse a Polonia u otros mercados… o serán despedidos. Y es que el traslado de esos seis aviones a Polonia hace que los servicios de las tripulaciones ya no sean necesarios en Dublín.

La reacción a la decisión de la dirección Ryanair ha sido la convocatoria de un nuevo día de huelga por parte de los pilotos contratados en Irlanda directamente por la compañía, en torno a un centenar, frente a los 250 contratados mediante intermediarios o como autónomos. El nuevo paro organizado por la Asociación de Pilotos Irlandeses de Aerolíneas (IALPA) será el 3 de agosto, el cuarto después de los ya ejecutados el 12, 20 y 24 de julio.

El consejo de administración de Ryanair ha aprobado la medida hoy mismo, coincidiendo con la primera de las dos jornadas de huelga de azafatos convocadas en España, Italia, Portugal y la propia Irlanda los días 25 y 26 de julio. Unos paros que han obligado a la aerolínea a cancelar unos 600 vuelos (unos 400 en España) y que dejarán a más de 100.000 pasajeros afectados en toda Europa (con 75.000 concentrados en el mercado español).