España | País Vasco

Urkullu llama a poner un "cordón sanitario" a Vox en las instituciones

El lehendakari Iñigo Urkullu junto al consejero de Autogobierno, Josu Erkoreka

El lehendakari Iñigo Urkullu junto al consejero de Autogobierno, Josu Erkoreka

El lehendakari Iñigo Urkullu ha llamado hoy al conjunto de formaciones políticas a instaurar un “cordón sanitario” ante Vox en las instituciones evitando “actitudes” que permitan homologar a la formación de Santiago Abascal o “blanquearla haciéndole partícipe de acuerdos institucionales o dando viabilidad a sus propuestas”. Durante un pleno celebrado esta mañana en el Parlamento Vasco, Urkullu ha presentado una ‘hoja de ruta’ con cinco puntos para responder a la “amenaza” del “neototalitarismo” que considera que se ha intensificado tras el 10-N.

Ha subrayado que uno de los puntos esenciales pasa por proteger la unidad de los demócratas. Recuerda cómo en Europa esa actitud de unidad se traduce en “cordones sanitarios” frente a la extrema derecha y que tras el resultado de las pasadas elecciones también debería trasladarse al Estado. Para Urkullu es el modo de hacer frente a “cualquier pretensión ultra de obtener ventaja política o electoral mediante la utilización de mensajes populistas”. Ha reprochado a quienes han mantenido una “actitud comprensiva” en forma de ‘alfombra roja’ hacia Vox y a los que ha responsabilizado de la “factura muy cara” pagada durante las elecciones del pasado domingo.

Urkullu ha señalado que, junto a la unidad, la receta que él plantea para frenar el crecimiento del populismo debe pasar por una apuesta “firme por la convivencia”, una profundización de la pedagogía democrática y apuntalar “el pluralismo como un activo positivo y la apuesta por Europa como solución, marco de valores y ejemplo de unidad”.

Su intervención ha sido la respuesta a una pregunta de EH Bildu en torno a las amenazas que durante la campaña electoral hizo Vox de ilegalizar partidos soberanistas o en torno al acuerdo que el partido de Abascal, con el apoyo del PP y Ciudadanos, aprobó en la Asamblea de Madrid para instar al Gobierno a ilegalizar formaciones que atentaran contra la unidad de España.

«Nada se puede dar por logrado»

Urkullu ha recordado que Vox pretende ilegalizar a partidos que defiendan ideas al margen de la Constitución, “cuando ellos mismos defienden ideas que están fuera de ella, como la ilegalización de un partido democrático de acreditada tradición democrática –ha apunta en referencia al PNV- o la supresión de las autonomías”.

El lehendakari ha puesto en valor la necesidad de profundizar en la defensa de la pluralidad como un valor a preservar. Ha apelado a la unidad que aglutina a distintas sensibilidades de pertenencia o ideológicas como otro puntal de la batalla contra los extremismos y en favor de la defensa de “los derechos humanos, el pluralismo y las libertades fundamentales”: “Nada se puede dar por logrado para siempre. Debemos valorarlo y fortalecerlo”.

En el caso del País Vasco, Urkullu ha incidido de modo especial en blindar la convivencia y en poner en valor lo logrado hasta el momento “gracias al autogobierno”. Ha reconocido que ante el pasado violento que supuso la existencia de ETA se debe implantar una “memoria crítica del pasado”. Ante los “movimientos populistas y demagógicos hay que seguir construyendo en convivencia y justicia social”.   

Comentar ()