Política

PP y Cs se unen a Vox para ilegalizar partidos que atenten contra la "unidad" de España

La propuesta del partido de Santiago Abascal ha salido adelante gracias a los votos decisivos del grupo de Ayuso y Aguado, que se han impuesto en votos a la negativa del bloque de la izquierda

logo
PP y Cs se unen a Vox para ilegalizar partidos que atenten contra la "unidad" de España
Rocío Monasterio (Vox) e Ignacio Aguado (Cs), en la Asamblea de Madrid.

Rocío Monasterio (Vox) e Ignacio Aguado (Cs), en la Asamblea de Madrid. EP

Resumen:

La Asamblea de Madrid ha aprobado este jueves una Proposición no de Ley (PNL) que tiene como objetivo final instar al Gobierno central a la «ilegalización inmediata de partidos que atenten contra la unidad de la nación».

La iniciativa corre a cuenta de Vox, que ha conseguido que se una no sólo PP, si no también Ciudadanos. La votación ha contado con los 64 votos a favor del bloque de derecha (PP, Ciudadanos y Vox) y los 58 en contra de PSOE, Más Madrid y Podemos.

El grupo que preside Rocío Monasterio en la Comunidad de Madrid ha justificado la necesidad de esta medida a raíz de del referéndum ilegal del 1-O por las que la Generalitat se atribuyó unas competencias «que residen en el pueblo español».

“Se nos dirá que esto no tiene nada que ver con Madrid, pero hace unos días hubo una concentración en nuestra ciudad en apoyo a los CDR, que culminó con el apuñalamiento de un policía”, ha justificado el diputado de Vox, Ignacio Arias.

La PNL recoge también la necesidad de instar a la Unión Europea a que inscriba a los CDR «en la lista de organizaciones criminales y terroristas». En Cataluña ha habido apoyo explícito al terrorismo, colaboración con entidades o grupos que actúan de acuerdo con una organización terrorista y se han minimizado hechos violentos”, ha argumentado Arias.

Pese a los votos a favor, la viceconsejera de Justicia de la Comunidad, Yolanda Ibarrola, del PP, ha afeado a Vox el «tinte electoralista» de su iniciativa a tres días de los comicios generales del 10-N.

Ibarrola ha remarcado que en España «los gobiernos no ilegalizan partidos», sino que inicia el procedimiento ante el Tribunal Supremo y ha recalcado que es el Gobierno y no la Comunidad de Madrid quien debe instar a la UE que se incluya a un partido en la lista de organizaciones terroristas, si bien, ha insistido, esa formación debe estar encausada o condenada por sentencia firme.

La diputada de Ciudadanos Araceli Gómez ha criticado a Vox por su propuesta al decir que «está sobre la mesa el debate de su propia ilegalización por atentar contra el ordenamiento jurídico, contra valores constitucionales como la igualdad y la no discriminación».

Desde el PSOE-M, el portavoz adjunto, José Manuel Rodríguez Uribes, ha dicho que «en una democracia las ideas no delinquen salvo que expresen odio, delinquen los hechos, no las palabras».

El portavoz de Más Madrid, Pablo Gómez Perpinyá, ha acusado a Vox de pasar «una línea roja» con la presentación de esta iniciativa, al querer «ilegalizar», en su opinión, a partidos como PNV y Compromís. «Es un esperpento político y esperpento legal», ha sostenido.

Por su parte, el diputado de Unidas Podemos Jacinto Morano ha reprochado a Vox que soliciten la incorporación de los CDR en la lista de organizaciones terroristas «sin ninguna condena por esas actividades, ni acusación formal».