España | País Vasco

Urkullu responde a los familiares de los sepultados en Zaldibar que "no se escatiman medios"

La familia tilda de "bochornoso" el espectáculo político, afirma que "no se puede hacer que se hace" y advierte de que no dejará que el rescate de Alberto y Joaquín caiga en el olvido "cuando la tragedia deje de molestar o de poder rentabilizarse políticamente".

Manifestación por la gestión de la información sobre los contaminantes tras el accidente del vertedero de Zaldibar.

Manifestación por la gestión de la información sobre los contaminantes tras el accidente del vertedero de Zaldibar. EFE

E lehendakari Iñigo Urkullu ha asegurado que no se «escatiman medios» y se trabaja «al límite de la capacidad técnica y pericia de los profesionales» en la búsqueda de los dos trabajadores sepultados tras el hundimiento del vertedero de Zaldibar el pasado 6 de febrero. A dos días de que se cumpla un mes del fatal accidente, Urkullu ha respondido el manifiesto hecho público ayer por la familia de uno de los operarios enterrado, Joaquín Beltrán, en el que cuestionan los medios y la implicación en las labores de búsqueda llevadas a cabo para encontrar tanto a Joaquín como a Alberto Sololuze.

A través de las redes sociales, Urkullu ha emitido un escrito en que lamenta que no se le sienta cercano en su compromiso para una pronta resolución de esta crisis y en su empeño por encontrar los cuerpos de Joaquín y Alberto, «¡ojala que fuera cuanto antes!»: «Siento sí (…) no he sido capaz de transmitir mi cercanía a su dolor y mi compromiso personal diario para impulsar las labores de búsqueda». Añade que comprende el dolor que este hecho ha podido generar en las familias «así como el sentimiento de consternación que afecta a la sociedad vasca y que hago mío».

Urkullu afirma que no se han escatimado medios. Apunta que esta semana se ha dispuesto un turno más de trabajo para la estabilización de la ladera «que permita la búsqueda». Señala que en ningún momento ha «rehuído» de los posibles errores cometidos «ante un hecho sobrevenido».

El lehendakari también pone en valor el compromiso de las personas e instituciones implicadas en las labores de rescate en la zona, «así como la voluntad, el esfuerzos y la tenacidad con la que se está trabajando sobre el terreno y fuera de él» para lograr la pronta localización de Alberto y Joaquín: «Continuaré y continuaremos en ello».

«Hasta que deje de ‘molestar'»

El escrito hecho público hoy por Urkullu intenta dar respuesta al duro manifiesto emitido ayer por la familia de Joaquín Beltrán en el que acusan a los responsables políticos de haber protagonizado «un bochornoso espectáculo» durante sus comparecencias públicas, «sus dimes y diretes» y los cruces de «información y desinformación» protagonizados por los partidos políticos en las últimas semanas: «Qué decir de las palabras de viceconsejeros y consejeros del Gobierno vasco, qué decir de las palabras del propio lehendakari». En el escrito se refieren directamente al «incalificable ‘estar por estar'» que pronunció Urkullu cuando fue cuestionado por su ausencia en Zaldibar o al «despropósito absoluto» de la gestión de los «‘comisarios políticos’ del operativo de rescate».

La familia Beltrán afirma que «no vale la ‘autocrítica’ si no se critica nada, si no se corrige nada». Consideran que las labores de búsqueda han estado descoordinadas y han sido «inadecuadas e insuficiente». En su manifiesto apuntan que «no se puede hacer que se hace'» sino que se debe «hacer mucho más». «La realidad es que Alberto y Joaquín siguen enterraos entre basura», señalan en el documento. Los familiares reclaman que les «devuelvan» a sus seres queridos, «sólo así podremos pasar el duelo de su inmensa pérdida».

Concluyen asegurando que no se quedarán observando el «espectáculo de la política» viendo cómo las distintas formaciones se acusan mutuamente «en plena precampaña electoral»: «No vamos a consentir que, una vez se celebren las elecciones y la tragedia deje de molestar o de poder rentabilizarse políticamente, nuestros familiares caigan en el olvido».

Comentar ()