La Comunidad de Madrid ha presentado ya el recurso por el que pide la anulación de las medidas ordenadas por el ministerio de Sanidad, que supondrán el confinamiento de diez grandes municipios entre ellos la capital, y que debe entrar en vigor a partir de esta noche.

En el texto, presentado ante la Audiencia Nacional, la Comunidad solicita medidas cautelares, pero no cautelarísimas. En la práctica, esto supone que las medidas se aplicarán porque los plazos procesales elevan hasta 15 días la posible adopción de las cautelares, una vez que los confinamientos ya lleven dos semanas en marcha.

Entre sus argumentos, Madrid cita la invasión de competencias y asegura que las decisiones del Gobierno sólo podrían adoptarse bajo el paraguas del estado de alarma. Pero, además, acusa al ministerio de Sanidad de poder provocar efectos «contraproducentes».

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Madrid basa esa argumentación en que el criterio de Sanidad es el de confinar por municipios y no por distritos o zonas básicas de salud, como venía haciendo la Comunidad desde el 21 de septiembre.

«Las medidas propuestas, al ampliar su ámbito de aplicación, pueden resultar contraproducentes, siendo, en términos sanitarios, más acertado el criterio que viene adoptando esta Administración», defiende la Comunidad de Madrid, que centra su argumentación en el ejemplo de la capital, con una población superior a los 3 millones de habitantes y dividida en 21 distritos.

«La actuación con medidas específicas sobre una población de un municipio de más de 3 millones de habitantes como Madrid implica que la población cuya movilidad estaba restringida a una zona básica de salud aumentará por todo el territorio del municipio de Madrid, al aumentar la movilidad aumenta la probabilidad de interrrelaciones, y está demostrada la mayor probabilidad de transmisión de COVID-19 con la movilidad y la interrelación social», argumenta el recurso de la Comunidad, que defiende que en las 45 zonas básicas de salud sobre las que ya se han ordenado confinamientos perimetrales la incidencia ha comenzado a disminuir.

Entiende el recurso de la Comunidad que las medidas que va a implantar el Gobierno en Madrid no tienen sustento en la orden ministerial por las que se han aprobado y que requieren de un arma más poderosa.

«A la vista de la intensidad de las medidas adoptadas, nos damos cuenta que el Estado dispone de un instrumento para ello: la declaración del estado de alarma», llega a decir el documento.