España

La purga de Mateo en el equipo directivo de RTVE costó al menos 508.000 euros

La administradora única removió a 53 directivos tras coger las riendas de la corporación en julio de 2018 / Las indemnizaciones por despido improcedente superan los 123.800 euros, según detalla el Tribunal de Cuentas en su informe de fiscalización

La administradora única de Radio Televisión Española (RTVE), Rosa María Mateo, en una comparecencia en el Senado.

La administradora única de RTVE, Rosa María Mateo, en una comparecencia en el Senado. EP

La purga acometida por Rosa María Mateo en la estructura directiva de Radiotelevisión Española (RTVE) tras su nombramiento como administradora única ha tenido un coste para la corporación pública superior a los 508.000 euros, según pone de manifiesto el Tribunal de Cuentas en su informe de fiscalización.

Mateo cesó a 53 directivos (ocho con contratos de alta dirección) tras coger las riendas de la cadena pública a finales de julio de 2018, semanas después de que Pedro Sánchez llegara a La Moncloa tras prosperar la moción de censura que descabalgó a Mariano Rajoy. Esas destituciones alcanzaron al 31 % de la plantilla que desempeñaban cargos directivos.

Tres de los afectados habían sido contratados y carecían de derecho a permanecer en la RTVE tras las extinciones de sus contratos de dirección. Se trataba del responsables del gabinete de la Presidencia, el director de área de Informativos no diarios y el director de Estrategia e Imagen de RTVE, que causaron baja entre el 1 y el 23 de agosto de 2018.

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Los tres directivos interpusieron demanda, reconociendo la corporación en el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación la improcedencia de los despidos y accediendo a abonarles la indemnización que les correspondía -a razón de 33 días por año trabajado- al no sustentarse en causas disciplinarias la decisión de prescindir de sus servicios. «Los costes directamente asociados a estos tres ceses a que hubo de hacer frente la entidad totalizaron la cifra de 123.847 euros», detalla el informe. Desglosada dicha cantidad, fueron exactamente 19.428, 51.223 y 53.196 euros.

Las indemnizaciones por despido improcedente alcanzan los 123.800 euros, según detalla un informe del Tribunal de Cuentas

El órgano fiscalizador censura que no se hubiera considerado la posibilidad de tramitar dichas extinciones contractuales bajo la fórmula de despido por causas objetivas (artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores), lo que habría permitido rebajar el coste de las indemnizaciones al haberse podido aplicar 20 días por año trabajado y no 33. Esa opción «cobra aún más fuerza» por cuanto Rosa María Mateo decidió amortizar una de las tres plazas, concretamente la de director de Estrategia e Imagen de TVE.

No fue el único concepto que supuso un coste añadido. De los 42 directivos cesados que continuaron laboralmente vinculados a la corporación al tener plaza en ella, 29 tenían derecho a percibir el complemento transitorio o gratificación absorbible, lo que había supuesto un desembolso de 316.151 euros a finales de diciembre de 2019.

En virtud de lo establecido por una norma interna de 2015, el personal de plantilla que hubiera ocupado un cargo directivo durante más de dos años y cesara en el mismo por amortización del puesto o por revocación del nombramiento tiene derecho a mantener una retribución complementaria transitoria -durante dos años- equivalente al 25 % del complemento de puesto. En el caso de los contratos firmados con la norma anterior (2004), el cobro puede llegar a ser hasta del 40 %.

No respetó el preaviso

A los ocho directivos con contratos de alta dirección que fueron destituidos, RTVE tuvo que abonarles 68.632 euros por diversos conceptos. Una parte de este dinero estuvo motivado por no haber respetado la corporación el plazo de preaviso, lo que le obligó a hacer un desembolso adicional.

Esa cantidad puede aumentar en 60.632 euros si el Tribunal Supremo termina dando la razón a uno de ellos, cuya pretensión prosperó cuando pleitó ante un Juzgado de lo Social. Ese fallo fue revocado por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), sin que se haya resuelto aún el recurso de casación interpuesto en unificación de doctrina.

En el periodo fiscalizado, Rosa María Mateo acordó 53 nombramientos entre el personal directivo, ocho de ellos con la consideración de alta dirección. El puesto de responsable del Gabinete de la Presidencia se formalizó mediante un contrato de trabajo temporal por obra o servicios y no de directivo propiamente dicho, fijándose una retribución de 60.000 euros (8.000 euros más de lo que ganó la persona que desempeñó con anterioridad dicha responsabilidad). Tan sólo uno de los directivos nombrados no formaba parte previamente de la plantilla.

Mateo, en el cargo 27 meses después

El Tribunal de Cuentas llama la atención sobre el hecho de que en ninguno de los expedientes conste «la existencia de motivación alguna en la selección de cada uno de los directivos nombrados con referencia a la formación académica, experiencia profesional, mérito, capacidad e idoneidad de la persona seleccionada para el desempeño de la correspondiente responsabilidad», si bien dicha omisión -señala- «no supone el incumplimiento de ninguna norma».

La renovación del consejo de administración de RTVE está pendiente desde que el 22 de junio de 2018 terminó la etapa de José Antonio Sánchez como presidente. El 27 de julio de 2018, el pleno del Congreso de los Diputados acordó el nombramiento de Rosa María Mateo como administradora provisional única de la corporación hasta que las Cortes eligieran al futuro consejo de administración mediante concurso público, lo que llegó a anunciarse para finales de 2018. El nombramiento no se ha concretado y la veterana periodista burgalesa lleva ya casi 27 meses en el cargo.

Comentar ()