El 55% de los jueces está en contra de la posibilidad de que los fiscales pasen a instruir las investigaciones en combinación con el juez de garantías y un 41% de la Carrera Judicial estaría a favor, según una encuesta de Metroscopia hecha pública este viernes por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Precisamente la intención del Ministerio de Justicia es que a partir de ahora sean los fiscales los que instruyan las causas en lugar de los jueces. Ese es el aspecto más relevante del Anteproyecto de Ley de Enjuiciamiento Criminal que el ministro Juan Carlos Campo quiere presentar en menos de quince días ante el Consejo de Ministros, según adelantó este viernes Vozpópuli.

La fiscal general del Estado, Dolores Delgado, también viene apostando por esta reforma que situaría a España, según ha defendido en distintas ocasiones, en el «modelo de instrucción más extendido en la Unión Europea», desde hace tiempo.

En la encuesta realizada por Metroscopia entre los pasados 8 y 22 de septiembre mediante entrevistas telefónicas a mil jueces y magistrados se tanteó la opinión de la Carrera Judicial al respecto, que está dividida, aunque mayoritariamente en contra de retirar a los jueces dicho papel.

La citada encuesta también ha arrojado otras conclusiones importantes como que una inmensa mayoría de jueces (90%) cree que deben ser los jueces y magistrados quienes designen a los miembros judiciales del CGPJ, por lo que estarían en contra de la proposición de ley presentada por PSOE y Unidas Podemos para rebajar la mayoría parlamentaria necesaria para su elección.

También un 90% sostiene que los políticos eluden su responsabilidad y optan por judicializar los asuntos complejos en lugar de alcanzar pactos y acuerdos.