España

Vox rentabiliza la moción: sube en las encuestas y frena la euforia del PP

El PP mejoraría sus resultados respecto a las últimas generales, pero caen respecto a las encuestas privadas publicadas a principios de verano en favor de los de Santiago Abascal

El líder de Vox, Santiago Abascal. EFE

El Congreso se prepara para una semana de alta tensión política, cuyo foco estará puesto en la moción de censura de Vox contra el Gobierno que, aunque fracasará con el menor número de votos de la historia de la democracia, capitalizará el debate político en un momento donde la crispación y la polarización se han convertido en protagonistas, y servirá para arrinconar no tanto al presidente del Gobierno como al líder de la oposición.

Por el momento, Vox ya ha rentabilizado su iniciativa en el Congreso. Las últimas encuestas pronostican un crecimiento sostenido de la formación de Santiago Abascal en detrimento de los populares, quienes ven frenada la euforia que les auguraban los sondeos privados de principios de verano.

Dos son las encuestas publicadas en las últimas horas que sostienen esa subida de Vox a apenas 48 horas de que arranque el debate de la moción en la Cámara Baja. De un lado, la de Sociométrica para El Español aupa a los conservadores hasta los 58 escaños -seis más de los que tienen actualmente- y el 16,3% de los votos, mientras que el PP obtendría 99 diputados, un resultado mejor que el que obtuvieron los de Casado el pasado 10 de noviembre pero peor que el que venían pronosticando todos los sondeos en meses anteriores, en los que se situaban por encima del centenar de escaños.

Por otra parte, el sondeo de NC Report para La Razón publicado este lunes pronostica entre 98 y 99 escaños para el PP y entre 53 y 54 para Vox, así como una leve mejoría de Ciudadanos, que podría llegar hasta los 11 escaños. De esta encuesta se concluye que todo el bloque de la derecha sube, lo que en la práctica supone que toda posibilidad de que Pablo Casado llegue al Palacio de la Moncloa dependerá de mantener su alianza con Inés Arrimadas y, sobre todo, forjar una con Santiago Abascal.

Vox llega a la semana de la moción de censura con fuerza, encumbrado no sólo por los últimos sondeos -también el CIS de Tezanos predecía una significativa mejoría de los de Abascal en unos hipotéticos comicios-, sino también por sus propias encuestas internas que, según explicaron fuentes autorizadas a El Independiente, les sitúa al borde de los 70 escaños.

Comentar ()