Cataluña | España

Tremosa se postula para liderar Junts a codazos con sus compañeros de Govern

El conseller de Empresa presiona para sustituir a Pere Aragonés en la Conferencia de Presidentes Autonómicos en la que participará Ursula Von der Leyen

Ramon Tremosa, durante su intervención en el pleno,

Hace aproximadamente un mes y medio que Ramon Tremosa aterrizó en el gobierno catalán como conseller de Empresa. Desde entonces, el conseller ha protagonizado ya dos enfrentamientos públicos con Pere Aragonés, presidente en funciones de la Generalitat y líder de ERC. Ha reventado, este martes, la rueda de prensa semanal de Meritxell Budó avanzando en twitter las medidas adoptadas. Y presiona para ser él quien represente a la Generalitat en la próxima Conferencia de Presidentes Autonómicos.

Con estas credenciales, Tremosa ha dejado claro en seis semanas que no ha llegado al Consell Executiu para limitarse a ocupar el vacío dejado por la purga de Angels Chacon, la última representante del PDeCat que se sentaba en el gobierno catalán, de la que Quim Torra se deshizo en una sorpresiva crisis de gobierno poco antes de ser inhabilitado. El ex eurodiputado y pigmalion de Carles Puigdemont en sus primeros meses de fuga en Bruselas quiere convertirse en el contrapeso juntero a la proyección que la presidencia en funciones da a Aragonés. Y convertirse en candidato de Junts a la Generalitat.

El propio Tremosa lo ha reconocido veladamente en un coloquio al ser preguntado por esta opción. «No me preocupa» aseguró el dirigente separatista este martes, pero «yo no me cierro a nada» añadiendo que «presidir el país sería un honor».

El partido de Carles Puigdemont todavía no ha aclarado cómo se dilucidará su proceso de primarias, para las que ya se ha postulado la portavoz del partido en el Congreso, Laura Borràs. También ha explicitado su interés el conseller de Política Digital, Jordi Puigneró y el de Territorio, Damià Calvet. Ambos proceden de la antigua Convergencia y se han sumado a Junts, cosa que todavía no ha hecho Tremosa. «No sé si aceptan independientes» añadió al ser preguntado por una eventual candidatura.

Conferencia de Presidentes

Tremosa, sin embargo, es el miembro de Junts que más abiertamente muestra la batalla por el liderazgo independentista en el seno del Govern. Lo ha demostrado con sus críticas a Aragonés, al que la próxima semana quiere disputar el papel de representante de la Generalitat en la Conferencia de Presidentes en la que participará la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen.

El Govern ha boicoteado sistemáticamente este foro multilateral, la última vez, en la reunión convocada por Pedro Sánchez en La Rioja en la que participó el Rey. Pero la presencia de Von der Leyen para hablar del reparto de fondos europeos ha suscitado el interés de Tremosa, apoyado en este envite por su partido, que ve cada vez con mayor recelo la proyección de Aragonés como vicepresidente en funciones.

«Cuando tengamos el orden del día y veamos el contenido de la reunión decidiremos quien va» a la Conferencia, aseguró Budó este martes al ser preguntada por la asistencia de Aragonés. La portavoz insistió en que «Cataluña no tiene presidente de la Generalitat» y por tanto es el Govern quien decide «a quién enviar». Pero lo cierto es que la normativa de este organismo especifica que solo pueden participar en él presidentes autonómicos o quienes en su gobierno tengan traspasadas legalmente las funciones.

Exactamente el papel asumido por Aragonés como vicepresidente en aplicación de la Ley de Presidencia de la Generalitat.

Choque con Budó

La propia Budó ha sido este martes víctima de las maniobras de Tremosa. El conseller de Empresa quería compartir la comparecencia posterior al Consell Executiu para anunciar las medidas aprobadas por el gobierno catalán para apoyar al sector de la restauración. Ante la negativa de Budó, sus responsables de comunicación avanzaron la medida estrella, la reducción del 50% de los alquileres para los sectores obligados a cerrar, en el twitter oficial del departamento.

El resultado, una bronca que obligó a posponer la comparecencia de la portavoz durante 40 minutos, al tiempo que los responsables de redes de Empresa retiraban el tuit de la discordia.

Comentar ()