El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha realizado este viernes una declaración institucional sobre la pandemia en la cual ha destacado que «el número real de contagiados supera los 3 millones» y que la situación en España «es grave» y hay que «intensificar la acción para doblegar la curva».

En este sentido, Sánchez ha explicado que «para contener los contagios hay que tomar medidas que afectan a la movilidad, a los aforos, al número de personas en los encuentros y los horarios».

Por ello, ha indicado que «cuando un territorio alcance la alerta extrema podrá adoptarse el estado de alarma», ya que «la decisión será adoptada por las comunidades autónomas» pero que las medidas deberán tomarse «causando el menor daño posible a la economía y la menor restricción de las libertades» y ha apelado a «la máxima colaboración y disciplina sanitaria».

También ha apuntado que estas restricciones tendrán que cumplirse para «evitar un confinamiento como el que vivimos en primavera» y establece como objetivo «lograr una incidencia acumulada menor de 25 casos por 100.000 habitantes».

Por su parte, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado esta mañana que «respeta y apoya» las nuevas restricciones anunciadas por la Comunidad de Madrid, así como las adoptadas por el resto de autonomías en el ejercicio de sus competencias, al tiempo que ha reconocido que la situación en la región «ha mejorado algo» durante el Estado de Alarma que decae este sábado.