España

El juez archiva la investigación a Corinna Larsen por un supuesto encargo a Villarejo

Manuel García-Castellón concluye que no hay indicios suficientes para mantener al comisario y a la examante del rey emérito investigados y archiva la pieza Carol que ya se cerró en 2018 y él reabrió este verano

El juez de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, ha archivado la investigación que abrió a finales de julio a Corinna Larsen, la examante del rey emérito, y al comisario investigado y en prisión preventiva, José Manuel Villarejo, por presunto cohecho.

Para investigar a ambos por un presunto encargo de la empresaria alemana al comisario para que investigara a una ayudante suya de la que sospechaba, el instructor reabrió la pieza V o ‘Carol’ del caso Tándem. Ésta fue la pieza que abrió el anterior juez del caso Diego de Egea, tras salir a la luz las cintas en los que Corinna Larsen insinuó que el exjefe de Estado, Juan Carlos I, habría cobrado una comisión millonaria por mediar con Arabia Saudí en la adjudicación de un contrato millonario a una unión de empresas españolas. El juez, con un informe favorable de la Fiscalía, cerró la pieza al no existir indicios suficientes contra el emérito, al que además recordó que protegía su inviolabilidad en el momento de los hechos.

El juez Manuel García-Castellón decidió imputar a Corinna y a Villarejo por presunto cohecho a raíz de publicar Okdiario el audio de una nueva reunión entre ambos en octubre de 2016. Larsen pidió archivar la pieza recordando que Villarejo se jubiló de la Policía cuatro meses antes de que se produjera dicha reunión, por lo que ninguno de los dos pudieron incurrir en un delito de cohecho y denunciando que el instructor la situaba en una situación de indefensión al haberle abierto la investigación sin denuncia de la Fiscalía ni de la asistente a la que supuestamente habría pedido espiar.

La Fiscalía Anticorrupción también informó al juez de que no podría investigar a la empresaria sin una petición previa suya y solicitó el archivo de la causa.

Ahora, el juez decide archivar la pieza porque «los indicios existentes no permiten razonablemente sostener la imputación», aunque advierte de que «se trata de un archivo provisional y no podría descartare que, de aparecer nuevos indicios, se procediera a una nueva reapertura».

Anotaciones en la agenda de Villarejo

En un auto de este miércoles, el instructor afirma que «la Policía informó de que no se habían realizado consultas en ficheros policiales relativas a la persona sobre la que supuestamente se realizó el encargo entre el 7 de octubre de 2016 y el 3 de noviembre de 2017. De forma paralela, y sobre la misma persona y periodo de tiempo, únicamente se registró en el fichero ADDNIFIL una consulta por parte de una persona que no pertenece a la Policía».

“En consecuencia, -indica García-Castellón-, las consultas realizadas en estos ficheros permiten descartar cualquier acción encaminada a la obtención ilícita de información”. Por otra parte, el juez explica que el oficio policial del 15 de septiembre contiene una serie de extractos procedentes de la agenda de Villarejo, en donde se refieren diversas notas en las que aparece Corinna. “De las entradas transcritas se podría inferir que se mantuvo el contacto entre el sr Villarejo  y la sra Corinna Larsen, si bien es cierto que no se ha podido encontrar ninguna entrada que confirme que el día 8 (se desconoce de qué mes) se vieran de nuevo ambos, ni han aparecido más audios o grabaciones que constate que pudo haber nuevas citas y con qué finalidad”.

Por tanto, continúa, el instructor, pese a la llamativo a de las anotaciones, estas entradas no aportan elementos indiciarios relevantes para poder esclarecer las encomiendas objeto de investigación, no pudiendo configurarse como el soporte sobre el que sostener una nueva línea de investigación.

Comentar ()