España 'OPERACIÓN VOLHOV'

'Pelomocho', 'Mandela', 'Canalla' y 'Poeta': los motes que la investigación a Tsunami saca a la luz

La Guardia Civil logró colocar un micrófono en el vehículo del ex dirigente de ERC Xavier Vendrell, lo que le permitió escuchar conversaciones sobre los preparativos de la protesta que la plataforma organizó con motivo del Barcelona-Madrid de 2019

El empresario Josep Campmajó (con gafas), alias 'Canalla', tras ser detenido este miércoles en Girona.

El empresario Josep Campmajó (con gafas), alias 'Canalla', tras ser detenido este miércoles en Girona. EP

Las conversaciones telefónicas interceptadas por la Guardia Civil en el marco de la investigación por el desvío de fondos de la Generalitat que dirige el Juzgado de Instrucción 1 de Barcelona (Operación Volhov), ha permitido conocer los motes con los que se referían entre ellos o aludían a otras personas relacionadas con el movimiento independentista catalán.

Los agentes creen que ‘Pelomocho’ es Carles Puigdemont, el presidente del Govern cuando tuvo lugar el referéndum ilegal del 1-O y la declaración unilateral de independencia. Ese apodo sale de boca de Sergi Sol -ex asesor especial en políticas estratégicas del Departamento de Vicepresidencia, Economía y Hacienda- en una conversación que mantuvo con Xavier Vendrell, antiguo dirigente de ERC y uno de los 21 detenidos este miércoles. La instrucción trata de determinar si éste se benefició de adjudicaciones irregulares por parte del Ejecutivo catalán y si dirigió la organización de actos de protesta convocados por la plataforma Tsunami Democràtic tras la sentencia condenatoria a los líderes del procés.

Ese intercambio de impresiones debió de producirse el pasado verano, después de que el juez de vigilancia penitenciaria suspendiera el tercer grado que la Generalitat había concedido a Oriol Junqueras, Raül Romeva, Joaquim Forn, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart. Vendrell consideraba que había llegado el momento de «dar hostias a PSOE y Podemos», mientras Sol se mostraba molesto con la forma en que actuaba «el hijo de puta de Pelomocho». Huido de la Justicia española desde hace tres años, la instrucción que dirige el magistrado Joaquín Aguirre trata de aclarar si una parte del desvío de las ayudas públicas se destinó a costear la estancia de Puigdemont en Bélgica.

Fragmento del auto judicial en que se recoge la referencia a ‘Pelomocho’.

Los pinchazos telefónicos también han servido para identificar a ‘Mandela’, alias con el que era conocida Marta Molina Álvarez entre los correligionarios de Tsunami Democràtic. Investigada en el marco de la Operación Volhov por desórdenes públicos, el domicilio barcelonés de esta profesora de instituto vinculada a ERC ha sido uno de los registrados esta semana en busca de pruebas.

Protesta en el Barça-Madrid

‘Mandela’ tuvo presuntamente un papel destacado en la preparación de la gran protesta llevada a cabo por Tsunami en el Camp Nou con motivo del partido disputado entre el FC Barcelona y el Real Madrid el 18 de diciembre de 2019. Éste debió haberse celebrado el 26 de octubre, pero tuvo que ser pospuesto debido a los graves disturbios que se registraron en la Ciudad Condal los días siguientes a que el Tribunal Supremo diera a conocer la sentencia.

En el minuto 55, en el momento en que Nelson Semedo sustituyó al delantero chileno Arturo Vidal, se lanzaron al terreno de juego decenas de balones amarillos con la leyenda ‘Spain sit and talk’ (‘España, siéntate y dialoga’), lo que obligó a interrumpir momentáneamente el encuentro. Las pelotas no habían sido requisadas a la entrada, sí unas máscaras.

La Guardia Civil colocó un micro en el coche de Vendrell, lo que le permitió conocer detalles de la protesta de Tsunami en el Camp Nou

La víspera del partido, los agentes pudieron interceptar la conversación que mantuvieron Xavier Vendrell y el empresario de la comunicación Oriol Soler -en la órbita de ERC y arrestado también este miércoles- merced al micrófono que habían logrado instalar en el coche del primero. «Tenemos el equipo de ‘Mandela’, que ya ha completado 120 personas, todas formadas, todas han pasado por sección de formación, a todas se les ha hecho la reflexión, se les ha puesto en situación, se les ha hecho probar todo lo que hay que probar…», comenta Vendrell.

El día del partido volvió a interceptarse otra conversación que el ex dirigente de ERC mantuvo en su vehículo con una persona no identificada y en la que vuelve a referirse al trabajo que estaba realizando Marta Molina. «Yo le estaba diciendo a ‘Mandela’ a ver si podían comprar pelotas y repartir pelotas en las entradas, pelotas inflables, es igual si son 500 pues son 500… Más que nada porque si se dedican a buscar eso, eso lo encontrarán y lo irán requisando y mientras tanto nosotros ya habremos metido lo que tenemos que meter», expuso.

La Guardia Civil no tiene dudas de que Marta Molina forma parte del «núcleo de confianza» de Xavier Vendrell, como demuestra el hecho de que colaboró con éste en «las obras y los eventos que se están celebrando» en Villa Bugati. Se trata de un complejo de restauración ubicado en la localidad barcelonesa de Cabrera de Mar y ubicado en unos terrenos recalificados de forma presuntamente irregular. Esta operación es lo que ha llevado a la imputación del alcalde (Jordi Mir) por un posible delito de prevaricación urbanística.

‘Mandela’ llegó a advertir de que la operación que planificaban con motivo de la disputa del Clásico estaba «en riesgo» porque una persona a la que se refieren como ‘Poeta Foix’ había incorporado a un tal Bou que iba a «buscar a gente para chutar». Era «gente que no está formada, que no está puesta en la situación, no tiene conciencia de que…», comentan Vendrell y Soler.

El papel de ‘Canalla’

Como Marta Molina, al «núcleo de confianza» también pertenecía Josep Campmajó, alias ‘Canalla’ (nombre del bar que regenta en Girona). Se trata de un empresario gerundense al que se imputa la posible comisión de un delito de desórdenes públicos.

En sus atestados, los agentes llaman la atención sobre el hecho de que ‘Canalla’ se reuniera con Xavier Vinyals -presidente de una de las entidades a través de las que se habrían desviado los fondos públicos al procés (Plataforma pro Selecciones) y también detenido en la Operación Volhov– en el domicilio de éste días antes de que el Supremo dictara la sentencia y de que teóricamente se hubiera disputado el partido FC Barcelona-Real Madrid, posteriormente aplazado a diciembre de 2019.

«Lo relevante, además, es que Campmajó, amigo íntimo de Vendrell, se reuniese con Vinyals, a quien Puigdemont había encargado temas internacionales y que había dicho a [Víctor] Terradellas [antiguo responsable de Relaciones Internacionales de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) y presidente de la Fundación CATmon] que Vendrell estaba trabajando con él, como efectivamente se acreditó al analizar los expedientes de subvención de la Plataforma 2016 y 2017. Por todo ello no es descartable que todos ellos estuviesen perfilando la ejecución de la estrategia de protesta a la sentencia del Tribunal Supremo», mantiene la Guardia Civil.

Comentar ()