El Gobierno ha cerrado la compra de una remesa de mascarillas quirúrgicas a un precio ocho veces inferior al que acaba de fijar como tope para las familias (0,72 euros). Este importe supone una rebaja de 24 céntimos respecto al que se estableció el pasado mes de abril antes de que su uso fuera obligatorio, pero continúa siendo muy superior al de otros países europeos.

El Ministerio del Interior acordó el pasado 4 de noviembre adjudicar a la empresa española Solfix Engineering SLU el suministro de 12,51 millones de mascarillas quirúrgicas desechables de tres capas (Tipo I) por 1.089.000 euros, lo que arroja un precio unitario de 0,087 euros. Este importe incluye los 0,02 euros correspondientes al 21 % de IVA, dado que la operación se formalizó antes de que el Ejecutivo anunciara que rebajará al 4 % el tipo a aplicar en este tipo de productos para abaratar el coste al consumidor.

Se trata de un lote que la Dirección General de la Policía sacó a licitación a finales de julio a fin de disponer de una reserva estratégica con vistas a la segunda oleada de coronavirus que las autoridades sanitarias pronosticaban inicialmente para otoño y que se adelantó al verano. Esta partida formaba parte de una compra conjunta de guantes de nitrilo, mascarillas FFP2, geles hidroalcohólicos y monos protectores con un presupuesto total de 3,14 millones de euros.

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Según se detalla en el anuncio de adjudicación, consultado por El Independiente, Solfix fue una de las 58 empresas que pujaron por este contrato, sin que hayan trascendido los precios ofertados por el resto de licitadores. La mesa de contratación propuso el pasado 24 de septiembre encargarle el suministro a este empresa por ser la que había presentado «la oferta más favorable al interés general», fijándose la ejecución del contrato en 45 días a contar desde su firma.

Mascarillas FFP2 al precio de las quirúrgicas

El importe propuesto por la compañía seleccionada permitirá que, por el mismo presupuesto, la Policía reciba 11 millones más de las mascarillas que había calculado. El número de unidades estimadas en el pliego de cláusulas administrativas que reguló el procedimiento -tramitado de urgencia- era de un millón y medio, tomando como base un importe máximo de 0,726 euros (incluido el 21 % de IVA). Ese precio coincide con el tope que, a través de la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos (CIPM), ha anunciado el Gobierno este jueves en respuesta a la demanda que desde hace semanas venían haciendo partidos de la oposición y colectivos sociales.

La Policía no sólo se ha asegurado una abultada remesa de mascarillas quirúrgicas a menos de diez céntimos la unidad. También ha encargado un lote del tipo FFP2 -con una eficacia de filtración de partículas mínima del 94 %- a un precio sensiblemente más bajo que el que ha establecido ahora el Ejecutivo para las desechables, notablemente más baratas éstas al ofrecer un menor nivel de protección.

Interior compra un lote de mascarillas quirúrgicas a 0,087 euros, lejos de los 0,72 en que el Gobierno ha fijado el precio máximo

En concreto, Interior ha elegido al mismo importador para que le suministre 1.230.508 unidades de este modelo por 726.000 euros, a razón de 0,59 euros la mascarilla. En este caso, la estimación de la División Económica y Técnica del Cuerpo Nacional era que el presupuesto permitiera adquirir un mínimo de 200.000 unidades, al fijar el importe máximo en 3,63 euros (21 % de IVA incluido). Finalmente podrá disponer de seis veces más de existencias por el mismo dinero.

Con domicilio social en un polígono industrial de Meco (Madrid) pero vinculada a la localidad de Cabanillas del Campo (Guadalajara), Solfix Engineering es una compañía que inició sus operaciones en julio de 2019 en el campo del diseño, ejecución, financiación, operación, mantenimiento y control de instalaciones eléctricas y de iluminación. De acuerdo con la información que consta en el Registro Mercantil, el pasado mes de septiembre acordó ampliar su objeto social a la importación y exportación de Equipos de Protección Individual (EPI) y productos sanitarios y farmacéuticos excepto medicamentos, lo que les ha permitido desembarcar en este negocio.

Fabricadas en China

A preguntas de este diario, fuentes de Solfix han indicado que las mascarillas que comercializan son fabricadas en China, mercado en el que el grupo al que pertenece la empresa está vinculado «desde hace años». «Ello nos ha dado opciones para encontrar fabricantes que cumplan con los requisitos», justifican.

Las fuentes aseguraron que pueden ofrecer precios tan bajos en mascarillas porque son importadores directos, encargan grandes volúmenes de producto y traen a España la mercancía por barco, vía mucho más barata que la aérea. También es más lenta, dado que el traslado por mar puede tardar desde China entre 26 y 50 días y por aire, entre cuatro y diez.