España Caso Kitchen

Fernández Díaz reprocha al juez que no haya pedido también su móvil a Martínez para analizar los SMS de la discordia

El exministro de Interior niega que enviara a su 'número dos', el exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez, los mensajes que probarían que conocía el espionaje al extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas y cuestiona su autenticidad

El exministro Jorge Fernández Díaz llega a declarar a la Audiencia Nacional

El ex ministro del Interior Jorge Fernández Díaz ha dirigido un escrito al juez Manuel García-Castellón a través de su defensa en el que se muestra sorprendido de que le haya requerido ya en dos ocasiones entregar sus teléfonos móviles para comprobar si, como sostiene el ex secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez, le envió unos mensajes de texto (SMS) en el año 2013 que, para los investigadores, demostrarían su conocimiento del operativo de espionaje presuntamente ilegal al ex tesorero del Partido Popular Luis Bárcenas y a su esposa, Rosalía Iglesias, por parte de la cúpula policial del momento.

La discordia entre Fernández Díaz y Martínez alrededor de dichos SMS -el primero niega haberlos enviado y el segundo asegura que los recibió de parte de su jefe- provocaron que el juez ordenara un careo entre ambos para despejar dudas que tuvo lugar el viernes pasado.

Tras la diligencia, que se convirtió en una sesión de cruce de reproches, el juez reclamó, por medio de un auto, que el exministro del Interior entregara el teléfono «del que hacía uso en el momento en que, al parecer, se enviaron los mensajes protocolizados por el señor Martínez (año 2013) (…) con la finalidad exclusiva de examinar si en ese terminal están los referidos mensajes, pues estos terminales de telefonía tienen la consideración de ‘efecto del delito'».

La defensa de Fernández Díaz, que ejerce el abogado Jesús Mandri, ha trasladado al instructor del caso Villarejo que Fernández Díaz «no dispone del terminal de telefonía que utilizaba en 2013 (año en que supuestamente se enviaron los mensajes protocolizados por el Sr. Martínez) disponiendo tan sólo del terminal que dejó de utilizar el pasado mes de abril de 2020, anterior al actual». Acepta entregar el móvil, igual que hizo «de forma voluntaria» el pasado 30 de octubre, pero reprocha al juez que no haya pedido también a Martínez sus móviles y considera que «se está produciendo una suerte de inversión de la carga de la prueba exigiéndole al señor Fernández Díaz que sea él quien pruebe que envió los reiterados mensajes».

Informe pericial sobre las actas notariales

En el escrito presentado este lunes, al que ha tenido acceso El Independiente, la representación legal de Fernández Díaz se refiere a un informe pericial entregado al juzgado, realizado por un ingeniero informático a petición suya sobre las actas notariales en las que Martínez protocolizó los SMS. Unas actas que el ex ministro del Interior pone en duda por si, según se insinúa en el escrito presentado, pudieron ser manipuladas a petición del ex secretario de Estado de Seguridad.

Su defensa afirma que «Martínez se ha limitado a sostener que envió y recibió los mensajes que protocolizó en dos actas notariales, incautadas en su domicilio el pasado 13 de marzo; actas que se otorgaron en circunstancias cuanto menos extrañas e irregulares, si atendemos al contenido de la conversación mantenida por whatsapp entre el Sr. Martínez y el notario D. Alberto Vela Navarro-Rubio el mismo día que recibió el mandamiento judicial a fin de que aportara copia testimoniada de la escritura con expresa advertencia de que la causa estaba secreta y debía guardar la más estricta confidencialidad».

El letrado pide al juzgado que garantice que el examen del terminal se limitará al «estricto contenido del auto» teniendo en cuenta «la especial situación que implica la entrega de un terminal de telefonía utilizado por alguien que ha sido ministro del Interior durante cinco años, que puede contener información muy sensible que no guarda relación alguna con los hechos objeto de investigación en este procedimiento».

Comentar ()