España

El Govern, cuestionado por no frenar el juicio al agresor de varios mossos el 1-O de 2018

"La misma Generalitat que nos animaba a salir a la calle al grito de apreteu es la que ahora me pide cinco años de prisión" se lamente el independentista que denuncia la incoherencia del gobierno catalán

Los radicales de los CDR queman banderas de España mientras los Mossos se preparan para cargar frente al Parlament.

Los radicales de los CDR queman banderas de España mientras los Mossos se preparan para cargar frente al Parlament. IVA ANGUERA

Adrián Sas creyó en las arengas de Quim Torra y el 1 de octubre de 2018, tras escuchar el «apreteu» del president, acudió a la manifestación reivindicativa del referéndum ilegal que acabó con el asalto al Parlament. Sas se empleó a conciencia en la protesta, según los testimonios de algunos de los agentes presentes, que lo acusan de cuatro agresiones. Y ahora se enfrenta a una petición de 5 años y medio de prisión de los servicios jurídicos de la Generalitat.

«La misma Generalitat que nos animaba a salir a la calle al grito de apreteu es la que ahora me pide cinco años de prisión», se lamentaba Sas el pasado miércoles en el Parlament, en una rueda de prensa auspiciada por la CUP y los comunes a la que también acudieron, en señal de apoyo, diputados de JxCat y ERC. «Pedimos que la Generalitat retire la acusación, teniendo en cuenta que lo que está haciendo es incoherente, ya que ellos fueron los primeros en pedir la movilización ciudadana»

Este martes, mientras Sas respondía ante la Justicia, la portavoz del Govern, Meritxell Budó aseguraba que los servicios jurídicos de la Generalitat habían intentado pedir un aplazamiento para llegar a un acuerdo con el acusado, extremo que después ha negado el abogado defensor de Sas. Según Budó, habría sido el acusado el que se habría negado a posponer el juicio para pactar una rebaja con los servicios jurídicos de Interior.

La CUP pide la dimisión de Sàmper

Tras la vista, la CUP ha pedido la dimisión del conseller de Interior, Miquel Sàmper, que la semana anterior se habría comprometido con los antisistema a retirar la denuncia contra el manifestante independentista. Un acuerdo que los portavoces de JxCat y ERC en la comisión de Interior hicieron público el pasado jueves.

Paralelamente, Sàmper anunció su nueva política de dejar en el mínimo legal la defensa jurídica de los agentes víctimas de agresiones, que ha sublevado al cuerpo.

Mientras Govern y partidos independentistas se acusaban mutuamente de incoherencia, Sas negaba su participación en las agresiones a varios agentes durante el asalto al Parlament, en octubre de 2018 en una vista en la que se negó a responder a la Fiscalía y la acusación particular ejercida por la Generalitat. Pero los agentes que han testificado le han reconocido «sin dudas» como el autor de las agresiones.

Los Mossos d’Esquadra lo han señalado reiteradamente como autor de los golpes a varios agentes y aseguraron ante el juez que fue uno de los instigadores de los disturbios de esa noche, cuando los agentes de la Arro tuvieron que replegarse y refugiarse en el interior del Parlament ante el ataque de los manifestantes independentistas convocados por los CDR.

Según el agente de la Arro 4364 Sas «era de los manifestantes que estaba más activo» en los enfrentamientos contra la policía. Aseguró que llevaba un pañuelo rojo por debajo de la nariz y que le golpeó dos veces con un palo robusto de colores, provocándole un corte en la barbilla. Este agente «vio claramente» la cara del joven durante los golpes que recibió de entre el grupo de manifestantes.

«Hasta aquel día, todas las manifestaciones independentistas habían sido pacíficas, pero aquella noche hubo mucha gente agresiva y muchos problemas», añadió el mosso. Otro de los policías que aseguró haber resultado herido, el agente 16541, afirmó ante el juez que vio a Sas «con un palo de grandes dimensiones». Según este testigo, el joven le habría golpeado en la cabeza mientras lideraba cargas de los manifestantes contra la policía. «Lo identifiqué como peligro potencial».

Comentar ()