La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha anunciado este domingo que el Ayuntamiento de la capital denunciará ante la Fiscalía de Delitos de Odio los hechos acaecidos este mediodía al acabar un acto de Vox, cuando un grupo de jóvenes ha coreado cánticos franquistas y ondeado banderas neonazis.

Colau, con un mensaje en las redes sociales, indica que «una cosa es la libertad de expresión» y otra «la exaltación del fascismo y el nazismo», por lo que el ayuntamiento, «una vez más», llevará los hechos ante la Fiscalía.

El concejal barcelonés Marc Serrano, por su parte, ha pedido también en las redes sociales que el conseller de Interior, Miquel Sàmper, ordene a los Mossos que identifiquen a los autores de esos hechos, informa Efe.

El acto de Vox se ha celebrado con la participación del presidente del partido, Santiago Abascal, en la plaza de Sant Jaume de Barcelona, delimitada por los edificios de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona, y que esta mañana estaba fuertemente custodiada por los Mossos ante la celebración, en las inmediaciones, de una concentración independentista de la CUP.

Los Mossos d’Esquadra están recogiendo información sobre las «proclamas y actuaciones» de algunos manifestantes, según ha avanzado el conseller de Interior, Miquel Sàmper, en un tuit recogido por Europa Press.

«Desde las instituciones democráticas no podemos dejar el mínimo espacio a las actuaciones que puedan ser contrarias a derecho haciendo apología del fascismo, sobrepasando la libertad de expresión», ha añadido Sàmper.