España | Tribunales

La Audiencia investiga una red de evasores que tenía como cabecilla al marido de la jefa de la lucha contra el fraude fiscal

Delegación de la Agencia Tributaria.

Delegación de la Agencia Tributaria. EFE

El juzgado número 5 de la Audiencia Nacional y la Agencia Tributaria han desarticulado una red de gestores financieros que se valió de decenas de empresas pantalla y testaferros para blanquear fondos de ciudadanos y empresas, una organización a la que habrían recurrido al menos 500 grandes fortunas españolas para evadir impuestos hacia Suiza y Andorra, entre ellos políticos, empresarios, deportistas y hasta narcotraficantes, según una información que adelanta El Confidencial.

Según publica el citado medio, la trama de gestores tenía como cabecilla a Alejandro Pérez Calzada, marido de Margarita García-Valdecasas, quien fuera jefa de la oficina Antifraude durante el Gobierno de Mariano Rajoy, entre junio de 2013 y diciembre de 2016.

El origen de esta nueva trama, ya bautizada como Charisma, se sitúa en la llamada ‘lista Falciani’, que contiene una relación de nombres de los 130.000 potenciales evasores fiscales con cuentas no declaradas en la sucursal suiza del banco británico HSBC. Se trata de un catálogo que filtró un ex trabajador de la entidad, Hervé Falciani, desde su puesto de trabajo.

En junio de 2016, agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) registraron la casa del matrimonio Calzada-Valdecasas por orden del juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata, como parte de la investigación de los nombres españoles que formaban parte de la lista Falciani. Entonces, ya se sospechaba que Pérez Calzada podría haber asesorado en el blanqueo de dinero a grandes fortunas españolas con fondos en Suiza.

La Audiencia Nacional y la Agencia Tributaria se habrían encontrado con esta nueva trama mientras investigaban la red de la lista Falciani, aunque funcionaba de manera independiente a la misma: según la información publicada, el entramado distraía fondos hacia Andorra y Suiza por medio de paraísos fiscales como Panamá, Chipre o Irlanda.

Esta nueva investigación no sólo afectaría a Pérez Calzada, sino que la red Charisma -recibe este nombre por su lujoso yate- salpica también a la ex jefa de la lucha contra el fraude fiscal. Y es que García-Valdecasas habría recibido también transferencias de miles de euros de fondos generados por la red de gestores financieros, algunas de ellas tan sólo un par de meses antes de ser nombrada directora de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF).

Valdecasas fue destituida en diciembre de 2016 precisamente por la vinculación de su marido en la trama de la lista Falciani. Hasta ese momento y durante tres años, fue la responsable de la unidad de la Agencia Tributaria encargada de investigar los grandes fraudes, incluida la citada lista, en la que aparecía el nombre de Alejandro Pérez Calzada, presidente en España del banco Mirabaud hasta 2013.

Comentar ()