España

Los socios de Gobierno chocan por el mensaje del Rey: el PSOE lo comparte y Podemos lo tacha de "propaganda"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias. EFE

Como era de esperar, el mensaje navideño del Rey, en que Felipe VI hizo una breve alusión indirecta a la situación fiscal de su padre, ha provocado reacciones de todo tipo en la clase política. Muchos dirigentes ya se pronunciaron anoche a través de Twitter al término del discurso, pero la valoración oficial que han hecho tanto PSOE como Podemos en la mañana de este viernes ha vuelto a dejar constancia de la división presente en el seno de Moncloa.

En el PSOE no hubo pronunciamiento alguno tras el discurso. Los socialistas prefirieron esperar a la mañana de Navidad para que la presidenta de la formación, Cristina Narbona, trasladase la postura del partido. En una alocución breve y sin preguntas de la prensa, Narbona ha asegurado «compartir el mensaje» de Felipe VI «en lo fundamental». Ha celebrado que el Rey infundiese «un mensaje de confianza» para afrontar los retos sociales y económicos que deja la pandemia. «Si vamos en esa dirección, el mensaje del Rey marca la posibilidad de recuperación», subrayaba.

Además, los socialistas han querido salir en defensa del «compromiso» del jefe del Estado «con los valores éticos que los ciudadanos reclaman de las instituciones». Narbona ha incidido en la «confianza» del PSOE en el proceso de «renovación de la institución monárquica» que ha iniciado Felipe VI «desde el principio de su mandato», una cuestión a la que el Rey también se refirió en su discurso. Los principios y valores morales, dijo el monarca, «están por encima de cualquier consideración, de la naturaleza que sea, incluso de las personales o de las familiares».

Podemos plantea que sólo hay dos salidas ante la «enorme crisis» de la monarquía: «pinochetismo 2.0» o república

El mensaje que ha trasladado el ala socialista del Gobierno choca con la valoración oficial que ha realizado el portavoz de Podemos, Rafael Mayoral, que ha comparecido también para criticar que el Rey «no haya contestado a las preguntas fundamentales» que demanda «el conjunto de la sociedad española» en un discurso que los morados han calificado de «propaganda». En concreto, ha hecho alusión el dirigente de Podemos a una cuestión en concreto «que sigue sin responder»: «¿Es la institución monárquica una herramienta idónea para delinquir?», preguntaba.

Mayoral ha vuelto a poner de relieve el debate que desde la formación creen «necesario» en la sociedad democrática actual, y ha planteado que ante la «implosión» de la institución monárquica «hay que empezar a pensar que sólo hay dos salidas posibles ante la enorme crisis que vive la institución: el pinochetismo 2.0 o un horizonte republicano».

Desde Podemos ha habido una condena generalizada al discurso navideño del jefe del Estado lo que demuestra, una vez más, las dos caras de la moneda en el Gobierno. Anoche, el portavoz de la formación en el Congreso, Pablo Echenique, denunció que el monarca evitase «condenar explícitamente las actividades corruptas de Juan Carlos I y su evasión fiscal»; y el presidente de Podemos en el Congreso, Jaume Asens, lamentó públicamente que el Rey hubiese tenido palabras «para todos» salvo «para su padre».

Ley de la Corona

La cuestión de la Casa Real enfrenta a PSOE y Unidas Podemos y desgasta la coalición, pero los morados no se plantean deponer las armas. Este jueves, Jaume Asens anunció que la formación registrará «en los próximos meses» en el Congreso una ‘Ley de la Corona’ para regular la transparencia de la institución, lo que plantea, de facto, un nuevo desafío de Iglesias a Sánchez.

El PSOE, de la mano del secretario general de los socialistas en la Cámara Baja, Rafael Simancas, ya avanzó la fricción que generará la cuestión en el seno del Gobierno, pues los socialistas ya se han desmarcado de la propuesta. El diputado pidió «dejar la Corona al margen de la controversia» política, y aseveró que todo lo que compete a la monarquía ya está «perfectamente regulado» en la Constitución.

Comentar ()