España

El Gobierno se abre a la declaración de Madrid como zona catastrófica pero no lo cree prioritario

Antepone "garantizar los abastecimientos, devolver el transporte a la normalidad así como el resto de los servicios públicos esenciales"

Operarios del Ayuntamiento de Madrid recogen, el lunes, ramas caídas tras el paso el fin de semana del temporal filomena.

Operarios del Ayuntamiento de Madrid recogen, el lunes, ramas caídas tras el paso el fin de semana del temporal filomena. Rafa Ordóñez

Frente a la primera reacción del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, de no ver motivos para declarar zona catastrófica a la ciudad de Madrid tras la histórica nevada de este fin de semana, desde Moncloa se abren a estudiar la petición, aunque matizan que ésta no es la prioridad del momento. Anteponen «garantizar los abastecimientos, devolver el transporte a la normalidad así como el resto de los servicios públicos esenciales». Después, ya se hará una evaluación de daños, aducen, frente a las prisas del ayuntamiento de Madrid.

El alcalde de la capital de España, José Luis Martínez Almeida, tiene quince días para cursar esta petición al Gobierno, posiblemente secundado por el gobierno de la Comunidad de Madrid. Sin embargo, hay miembros del Ejecutivo como el antes mencionado Grande-Marlaska, que creen que hablar de este asunto es prematuro.

Calviño pide esperar a los seguros y al Consorcio

Es el caso de la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, quien en declaraciones a la SER ha matizado que corresponde al sector de los seguros y al consorcio de compensación donde se debe mirar primero. Es el sector del seguro «es sólido y tiene mecanismos para resolver estas situaciones», por lo que resultad «prematuro hablar de otro tipo de instrumentos» que salgan de las arcas del Estado.

Más abierto a esta posibilidad se ha mostrado su compañero de filas, el  Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos. «Hay que ver las causas, los daños y el alcance de los mismos», ha señalado en «La hora de la 1» de TVE. «Cuando podamos hacer una evaluación de los daños será el momento para evaluar algo de este tipo, cuando se conozcan los impactos y los daños», ha precisado, sin desaprovechar la ocasión de afirmar que mientras «algunos estábamos trabajando otros estaban con la pala», en alusión al líder del PP, Pablo Casado.

Batalla política

Existe un riesgo cierto de que este asunto se convierta en la enésima causa de enfrentamiento entre el Gobierno y la Comunidad de Madrid. De hecho, la presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso, ha aprovechado para lanzar un dardo a Moncloa diciendo esperar que este Ejecutivo «manirroto» para otras cosas no puede negarse a la declaración de “zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil”, que es la denominación real de la ley.

En su artículo 23.2 «establece que a los efectos de la declaración de zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil se valorará, en todo caso, que se hayan producido daños personales o materiales derivados de un siniestro que perturbe gravemente las condiciones de vida de la población en un área geográfica determinada o cuando se produzca la paralización, como
consecuencia del mismo, de todos o algunos de los servicios públicos esenciales», lo que para el ayuntamiento y la Comunidad carece de toda discusión.

El delegado del Gobierno respalda la declaración

Asimismo, el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, también en declaraciones a TVE José Luis Ábalos, ha contemplado esta posibilidad, quizá también en su condición de líder de los socialistas madrileños. Y es que la declaración de zona catastrófica se traduce en subvenciones y ayudas económicas, tanto para las administraciones como a particulares, al objeto de afrontar todos los gastos materiales y humanos derivados del temporal de nieve que ha azotado con especial virulencia Madrid capital.

Comentar ()