España

Urkullu ha reclamado "dos o tres veces" a Sánchez adelantar el 'toque de queda' a las 18.00 horas

Euskadi, partidaria de endurecer las medidas que limitan la movilidad. Una veintena de municipios se encuentran confinados al superar la tasa de 500 casos por cada 100.000 habitantes.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recibe al lehendakari, Íñigo Urkullu.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recibe al lehendakari, Íñigo Urkullu. EFE

El lehendakari Iñigo Urkullu quiere imitar a Francia. El incremento de la incidencia de la pandemia en Euskadi ha obligado a reforzar desde este pasado miércoles las restricciones en el País Vasco adoptando medidas como el confinamiento provincial o incluso el municipal, que se aplica a una veintena de municipios por superar los 500 casos por cada 100.000 habitantes. Sin embargo, Urkullu quiere ir más allá: instaurar el ‘toque de queda’ a las 18.00 horas como ha aprobado el Gobierno de Emmanuel Macrón.

El portavoz del Ejecutivo vasco, Bingen Zupirira, ha asegurado hoy que el lehendakari ha solicitado «dos o tres veces» al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, permiso para adelantar el actual ‘toque de queda’ fijado entre las 22.00 horas y las 06.00 de la mañana, «a las 18.00 horas o, en su caso, a las ocho de la tarde», ha asegurado en declaraciones a Naiz Irratia.

Zupiria ha apuntado que Urkullu «querría» adelantar la entrada en vigor de la libertad de movilidad pero que la medida no la puede aplicar por la vigencia del Estado de Alarma en vigor hasta el 9 de mayo. Esta modificación requeriría de la autorización del Gobierno. El Ejecutivo autonómico considera que esta medida sería recomendable antes de tener que abocar a la población a un confinamiento domiciliario, como ya se plantea desde algunas administraciones.

En febrero está previsto que Sánchez y Urkullu mantengan una reunión, en la que además de cuestiones relacionadas con la crisis económica, reivindicaciones territoriales y de competencias, todo apunta a que se pueda abordar el modo de abordaje de las pandemia y la aplicación de la ‘cogobernanza’ en la misma que el lehendakari viene reclamando.

Últimos en vacunación

Actualmente en el País Vasco la incidencia de la pandemia se sitúa en los 360 casos por cada 100.000 habitantes y en una tasa de positividad del 5,7%. En la última semana, entre el 4 y 10 de enero, el número de fallecidos se eleva a 66 personas y sólo en Euskadi suma ya 3.192 fallecidos desde el comienzo de la pandemia.

El proceso de vacunación que se está llevando a cabo avanza a un ritmo lento, hasta el punto de situar a Euskadi en el último lugar de aplicación de las vacunas en el conjunto del país. Además de las residencias, el colectivo de profesionales sanitarios han comenzado a recibir las primeras vacunas, tanto las de Pfizer como las producidas por Moderna.

Zupiria ha asegurado que la aplicación de las vacunas debe regirse «por criterios científicos y no políticos» y es la reserva de la segunda dosis lo que han recoendado los expertos que asesoran al Gobierno vasco. «Es necesario acelerar el proceso, pero tenemos un problema de producción de vacunas, es algo que está ocurriendo en todo el mundo. Estamos ante un proceso largo que requrirá meses».

Por ello ha subrayado que mientras la llegada de dosis se incrementa se deberán continuar reforzando y vigilando las medidas de control para evitar la propagación del virus. «Sólo queda seguir haciendo lo que está en manos de todos. De las instituciones, adoptar las medidas y de la población, cumplirlas».

Comentar ()