La operación policial denominada «Suela -Colecction» se ha saldado con la detención de 23 personas, 12 en España y 11 en Bolivia, y la incautación de más de 200 kilos de cocaína. La organización criminal tenía a sueldo a varios empleados en los aeropuertos internacionales de Madrid y Viru y Viru en Bolivia.

La investigación arranca en 2019 con la aprehensión de dos mochilas cargadas con 45 kilos de cocaína, arrojadas por una persona debajo de unos vehículos. Ya entonces se detuvo a un hombre que trabajaba en el aeropuerto madrileño. En abril de ese mismo año los investigadores sorprendieron en las pistas a otro trabajador que al verse sorprendido abandonó dos mochilas con 47 kilos de cocaína. Fruto de esa investigación y con la colaboración de la DEA estadounidense y la NCA británica se llegó a desmantelar el entramado de los envíos que partían desde Santa Cruz de la Sierra en Bolivia. Fueron detenidas 11 personas en esa localidad, la mayoría empleados del aeropuerto boliviano.

Pero los narcos no se rindieron y articularon un nuevo plan de actuación.Ocultaban la droga en la bodega de las aeronaves y la extraían utilizando el servicio de lavandería. El responsable de este operativo era el conductor de los vehículos de lavandería que ocultaba la droga entre la ropa sucia. Otros miembros del servicio de lavandería hacían labores de protección, cobertura y seguridad.

Equipajes fantasmas…

A principios de 2020 se lograba una nueva detención. Los agentes vigilaban un equipaje que no se correspondía con ningún pasajero. Y fue precisamente otro trabajador aeroportuario quien la recogió. Contaba con la complicidad de otros dos empleados. La mochila albergaba 37 kilos de cocaína.

En febrero de 2020 los agentes controlaron todo el modus operandi de una nueva operación y observaron como un trabajador tras abandonar las instalaciones se dirigió hacia la localidad de Getafe donde al verse sorprendido emprendió una huida precipitada siendo detenido finalmente tras arrollar a los agentes embistiendo los vehículos policiales. En el vehículo se hallaron dos mochilas con 66 kilos de cocaína.

Los detenidos en España son 11 hombres y una mujer. Son de origen dominicano, colombiano, argentino y español, de edades comprendidas entre los 25 y los 60 años. Tras ser puestos a disposición judicial se ha decretado el ingreso en prisión de los principales investigados.