Los candidatos afrontan las últimas horas de campaña electoral catalana en mitad de vetos cruzados y reproches mutuos por el incierto escenario político que plantea la apertura de urnas de este domingo. Una de las polémicas que ha aflorado en las últimas horas ha sido la negativa del candidato del PSC, Salvador Illa, a practicarse una prueba PCR antes del debate de TV3 del pasado martes como medida de prevención, al considerar que no tocaba hacerlo porque era una medida excesiva y «las pruebas PCR no se hacen por capricho».

Pues bien, los cabeza de lista a las elecciones del 14-F se enfrentan este jueves en La Sexta al último y decisivo debate antes de que se abran las urnas, una cita ante la que PP, Ciudadanos, ERC o el PDeCAT han exigido de nuevo al candidato del PSC que se someta al test que declinó realizarse el pasado martes. «No podemos jugar con la vida de las personas. Todos nos hicimos una PCR menos él», expresó por ejemplo Àngels Chacón. Y la presión contra Salvador Illa crece por momentos: La Sexta envió a los candidatos el pasado domingo un dossier con instrucciones de cara al debate de esta noche, en que se pedía «acreditar» a los participantes una prueba anti-Covid «reciente» si éstos declinaban realizarse un test de antígenos en sus instalaciones horas antes del debate, siendo esta última opción «voluntaria».

Captura del dossier de ‘La Sexta’ enviado a los candidatos de cara al debate del 11F

Fuentes de la compañía explican a El Independiente que se trata de un documento de trabajo «interno» que estaba «sujeto a cambios» y, tras consultar con sus servicios jurídicos, han constatado que no pueden exigir pruebas recientes a los participantes del debate, aunque reafirman su compromiso con la aplicación de todas las medidas de seguridad pertinentes. Dicho de otra manera: los candidatos podrán participar esta noche en la cita televisiva sin necesidad de presentar un test negativo reciente y sin la obligatoriedad de someterse a una prueba en sus instalaciones.

Según ha adelantado ACN y ha podido confirmar El Independiente, Salvador Illa tampoco tiene previsto hacerse la prueba de antígenos para el debate de La Sexta pese a las indicaciones de la cadena por «coherencia» con lo mantenido por el ex ministro de Sanidad hasta el momento. De nuevo, será el único candidato en esta situación: el resto de cabezas de lista o se han realizado ya la prueba de antígenos que ofrece Atresmedia -es el caso de Carlos Carrizosa, candidato de Ciudadanos- o aportarán la prueba que se hicieron para el debate de TV3. La cadena ha puesto a disposición de los candidatos sus servicios médicos para las pruebas de antígenos desde ayer, disponibles hasta el mismo inicio del debate.

El PP ha redoblado la presión contra el candidato del PSC y pedirá a la Fiscalía que investigue si Salvador Illa se ha vacunado de forma irregular y que ese sea el verdadero motivo por el que se resiste a someterse a un test anti-Covid, unas sospechas perfectamente fundadas, a juicio de los populares. El candidato del PPC, Alejandro Fernández, ha tildado al ex ministro de Sanidad de «irresponsable» por resistirse a realizarse las pruebas a diferencia del resto de adversarios. «¿Cuál será el verdadero motivo por el que el sr. Illa no se hizo la prueba de detección de Covid? ¿Tiene algo que ocultar?», deslizó la vicesecretaria de Política Social del PP, Ana Pastor.

«¿Es que quizás el ministro de Sanidad aprovechó su cargo para vacunarse como hizo la cúpula militar del Ejército español?», sugirió el líder de ERC, Oriol Junqueras, en un acto del partido. «Tenemos derecho a conocer la verdad», se reafirmaba.

El ex ministro de Sanidad ha negado la mayor sobre las acusaciones de sus adversarios, aunque todo apunta a que esta noche el debate estará marcado por la mencionada polémica y se redoblarán los ataques al candidato del PSC por esta cuestión. «No tengo que ocultar nada. No estoy vacunado», defendía Illa este mismo jueves en Antena 3. «Si hubiera hecho lo contrario también hubieran dicho que me salto los protocolos. Es todos contra Illa», lamentaba el candidato socialista.