El grupo de Adelante en el Ayuntamiento de Gerena (Sevilla) ha reclamado al alcalde, Javier Fernández Gualda (PSOE), el «cese inmediato» del concejal de Relaciones Institucionales y portavoz del Equipo de Gobierno socialista, Juan Manuel Illacucci, por «elogiar» desde su perfil en la red social Facebook al recientemente fallecido exgeneral de la Guardia Civil Enrique Rodríguez Galindo, mando destacado en la lucha contra la banda terrorista ETA y condenado por el terrorismo de Estado del Grupo Antiterrorista de Liberación (GAL). «En España, para luchar contra la lacra del terrorismo, hubiera hecho mucha falta menos poderes fácticos y más gente como el general Galindo», ha señalado.

Adelante ha señalado que, en una publicación en su perfil personal en la red social Facebook, el citado edil socialista sostiene que «el caso GAL fue un puntito más orquestado por determinados medios de comunicación y otros poderes fácticos, para la campaña de acoso y derribo contra el Gobierno socialista» de la época, toda vez que el Tribunal Supremo condenó a Rodríguez Galindo a 75 años de cárcel por su relación con el secuestro y asesinato en 1983 de José Antonio Lasa y José Ignacio Zabala.

Es más, en su publicación, recogida por Europa Press, el portavoz del Gobierno local socialista manifiesta «alto y claro que en España, para luchar contra la lacra del terrorismo, hubiera hecho mucha falta menos poderes fácticos y más gente como el general Galindo».

Justificar «crímenes de Estado»

Frente a ello, Adelante Gerena ve «indigno que el portavoz socialista del Ayuntamiento de Gerena y concejal de Relaciones Institucionales elogie públicamente y justifique los crímenes de Estado perpetrados por el general Rodríguez Galindo», rememorando la condena impuesta al mismo.

«Cualquier planteamiento en relación a personas que han cometido crímenes debe ir acompañada de un mensaje claro, rotundo y explícito de condena de los mismos. Es absolutamente inadmisible ensalzar a una persona condenada por terrorismo», señala la coalición de izquierdas, mientras el alcalde de Gerena ha aclarado que no comparte «en absoluto las opiniones expresadas a título personal» por el portavoz de su Gobierno local, que «no representan al partido», según han indicado fuentes municipales.

«El terrorismo hay que condenarlo venga de donde venga, un estado no puede actuar como si se tratara de un delincuentes y menos aún culpar a la prensa de campañas orquestadas», abunda Adelante Gerena sobre las palabras del edil socialista, razonando que «el crimen de Estado es en lo jurídico, en lo político y en lo moral más grave que ningún otro porque lo cometen precisamente los encargados de proteger la vida y no de quitarla».

«No es la primera vez ni será la última que este portavoz incumple las más elementales normas que nos imponemos todos los vecinos y vecinas de Gerena. Hay que recordar que, poco antes de ser cesado como concejal de Seguridad Ciudadana, fue pillado por sus propios policías celebrando una fiesta en la puerta de su casa en pleno estado de alarma, informe policial que sospechosamente se quedó sin tramitar ante la Subdelegación del Gobierno», incide la coalición de izquierdas, considerando que «las impresentables e injustificadas manifestaciones» del citado edil «deben tener consecuencias inmediatas y debe ser el alcalde quien las asuma, además de las que pueda tomar su partido a nivel provincial».