España

Indignación entre los vigilantes de seguridad por su exclusión del grupo prioritario de vacunación

El colectivo denuncia que Sanidad comete con ellos un "agravio comparativo", al sí darle preferencia a policías y guardias civiles

Vigilantes de seguridad privada ante dos empleadas sanitarias. Europa Press

El colectivo de vigilantes seguridad ha mostrado su malestar con la decisión del Ministerio de Sanidad de no incluirlo en el grupo prioritario de vacunación frente a la covid-19, lo que interpretan como un «desprecio» por el servicio que vienen prestando desde que se inició la pandemia y un «agravio comparativo» con otros grupos profesionales a los que se ha reconocido esta preferencia.

Alternativa Sindical envió una carta a Sanidad el pasado 4 de febrero en la que exigía que se incluyera a la seguridad privada entre los colectivos prioritarios para la vacunación junto a Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Bomberos, Protección Civil y personal docente -entre otros- debido a la «exposición» a la que están sometidos los vigilantes en el desempeño de sus funciones.

En su respuesta, la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, ha reiterado este lunes que los colectivos con prioridad en esta primera fase son los detallados en el documento técnico ‘Estrategia de vacunación frente a Covid-19 en España’: residentes y empleados de centros de mayores, personal de primera línea en el ámbito sanitario y sociosanitario, y grandes dependientes. A éstos han empezado a sumarse ya en numerosas comunidades autónomas los mayores de 80 años y militares, estando previsto que en breve empiecen a inmunizarse los policías nacionales y los guardias civiles.

El colectivo denuncia que Sanidad comete con ellos un «agravio», al sí darle preferencia a policías y guardias civiles

«Esta Estrategia de vacunación es un documento vivo, que va adaptando la priorización de las vacunas según las dosis disponibles, según el contexto epidemiológico y teniendo en cuenta la importancia de proteger a las personas más vulnerables y con mayor riesgo de padecer la enfermedad de forma grave o fallecer», razona la número dos de Sanidad.

Calzón expone que el hecho de que la disponibilidad de las dosis está siendo «gradual» obliga a determinar «paulatinamente» el orden de prioridad en su administración, al tiempo que recuerda que en el marco ético que se ha establecido prevalecen los principios de igualdad y dignidad de derechos, necesidad, equidad, protección a la discapacidad y al menor, beneficio social y reciprocidad. «Igualmente se han establecido cuatro criterios de riesgo: de morbilidad grave y mortalidad, de exposición, de impacto socioeconómico y de transmisión en cada grupo de población», añade.

La secretaria de Estado asegura que «aprecia» los argumentos expuestos por Alternativa Sindical en su escrito y que el Ministerio de Sanidad tiene una «especial sensibilidad» hacia el trabajo que realizan los vigilantes de seguridad -«en muchos casos para colaborar con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado», subraya- y agradece la labor desempeñada durante el último año.

«Más de 40» fallecidos

Las explicaciones no han satisfecho al sindicato, que interpreta la respuesta de Silvia Calzón como un «claro agravio». «El Ejecutivo central vuelve a obviar y despreciar, dejando latente su más absoluta indiferencia por un sector que es vital en la sociedad en la que vivimos para garantizar la seguridad de los ciudadanos en colaboración con la seguridad pública», critica.

En un comunicado, Alternativo Sindical asegura que no dudará en denunciar en los tribunales esta decisión, al tiempo que recuerda que hasta la fecha han muerto ya «más de 40 vigilantes de seguridad» tras contagiarse de coronavirus.

Comentar ()