Los once diputados de Vox en el Parlament no firmarán la «Declaración de compromiso de tolerancia cero ante la discriminación y el acoso» que la cámara catalana ha incluido entre la documentación que los nuevos diputados autonómicos deben cumplimentar para hacerse con sus actas parlamentarias. Un texto acordado en la legislatura ahora agotada para «dar una perspectiva de género» a la acción parlamentaria.

La declaración, que forma parte del Plan de igualdad de género del Parlament, señala que «cuando sea requerido, cooperaré diligentemente en los procedimientos existentes para gestionar las denuncias o quejas en esta materia». Los firmantes se comprometen además a participar en cursos sobre igualdad de género y prevención del acoso.

Hombre, mujer o no binario

La declaración, firmada o no, se publicará en la web del Parlament, añade el acuerdo. El Plan tiene por objeto «incorporar transversalmente la perspectiva de género». Y para conseguirlo, en la documentación de la nueva legislatura se ha incorporado a la recogida de datos de los nuevos diputados esa perspectiva con un formulario que incluye las opciones: Hombre, mujer, no binario, no contesto.

Garriga ha denunciado la iniciativa, advirtiendo de que ninguno de sus compañeros se adherirá a la declaración. En un hilo en sus redes, el líder de Vox en Cataluña cuestiona además el Plan de igualdad, del que critica que «por supuesto, además de imponer cuotas y victimizar a las diputadas, también crea su chiringuito correspondiente pagado por todos los catalanes».

«Sus preocupaciones giran en torno al uso de la copa menstrual» o buscan «corregir el sesgo de género en las obras de arte», añade Garriga. «No pueden estar más lejos de los intereses reales de los catalanes: son agencias de colocación y despilfarro político».