España

Gabilondo niega que negociara con Aguado una moción para descabalgar a Ayuso

Ángel Gabilondo, líder del Partido Socialista en Madrid.

Ángel Gabilondo EP

Ángel Gabilondo niega la mayor. En ningún momento estaba negociando ni, siquiera en conversaciones, con Ignacio Aguado para presentar una moción de censura a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Gabilondo ha comparecido ante la prensa en la Asamblea autonómica tras la reunión nocturna de la Junta de Portavoces para negar el argumento en que la baronesa popular ha sostenido la convocatoria de elecciones para el martes 4 de mayo, fiesta en la región.

Este miércoles, en cambio, sí han presentado los socialistas y Más Madrid sendas mociones de censura después de conocer el anuncio de Ayuso. Tras subrayar Gabilondo que la misma «Asamblea que apoyó la investidura (de Díaz Ayuso) es la que votará la moción de censura», defendiendo su legitimidad sin necesidad de acudir a las urnas, ha reiterado que no había «ningún pacto ni aproximación política entre PSOE y Ciudadanos para hacer una moción de censura». No había «en modo alguno peligro inminente», ha insistido. A partir de ahora espera de Ciudadanos un cambio de «actitud y de disponibilidad». «Por supuesto que hablaremos con Ciudadanos y no excluimos a nadie. No ha habido conversaciones, pero las vamos a tener».

Gabilondo esperará un par de días antes de iniciar conversaciones con Ciudadanos

Además, considera que «la convocatoria de elecciones no es un acto responsable en estas circunstancias». Por eso los socialistas «hemos presentado una moción de censura para incorporar a todos aquellos que quieran una regeneración en los modos de hacer política. Y lo hacemos con la responsabilidad de ser el partido más votado en las elecciones». Se trata de trabajar desde la visión de pluralidad y ofrecer una «propuesta abierta, no excluyente, que incorpore a cuantos piensen que Madrid necesita otro modo de gobierno».

Cree Gabilondo que la moción de censura en Murcia «no tiene que ver con lo sucedido aquí», aunque, sin duda, ha sido un detonante, y ante la cuestión jurídica de si prevalece la convocatoria electoral o las mociones de censura ha defendido que «la Asamblea en modo alguno no está disuelta». En este punto se ha justificado subrayando que si no presentó una moción antes es porque consideraba que este era el peor de los momentos posibles, pero «si la presidenta ha abierto esa posibilidad, no puedo dejar de asumir mi responsabilidad».

El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, esperará un par de días antes de iniciar conversaciones con los naranjas, que no quieren revelar el sentido de su voto si la moción socialista sigue adelante. «Cuando veamos el mapa, podremos establecer contacto con unos y con otros. Todos tenemos que hablar», según el dirigente socialista. Conforme a los estatutos de la Cámara, las mociones se debatirán entre el quinto y el vigésimo día de su presentación.

Respecto a si será candidato si, finalmente, se va a elecciones el 4 de mayo, ha explicado que «cada cosa tiene su procedimiento» y el PSOE debería convocar primarias. En todo caso, «ahora toca cruzar el puente de la moción de censura y es en lo que quiero pensar. Y si las elecciones llegan un día, en un par de años, el PSOE da un espacio democrático de participación para determinar quién debe ser el candidato o candidata».

Comentar ()