España | País Vasco

El contrato "secreto" del jardinero del lehendakari en Ajuria Enea

El Gobierno vasco adjudica por vía negociada y sin publicidad y por casi 85.000 euros anuales el contrato de mantenimiento de los jardines de la residencia oficial del lehendakari. Lo justifica por el carácter "secreto" que requiere el servicio.

Es probablemente el único jardinero de Euskadi con un contrato declarado “secreto”. Es el jardinero de los lehendakaris, el encargado de que Ajuria Enea mantenga impolutos los jardines del palacio presidencial que hasta la llegada de Iñigo Urkullu fue vivienda oficial de los presidentes vascos. Hoy se emplea fundamentalmente como sede para recepciones y actos institucionales, Urkullu no quiso vivir ahí. En febrero la secretaria general de la Presidencia volvió a adjudicar el contrato de jardinería a Miguel Ángel Urtaran, el mismo que en los últimos años se ha encargado de cuidar los arces, robles, hayas e incluso bonsais que decoran la amplia zona verde que tiene este palacio construido en 1902 como residencia de un industrial vizcaíno, Serafín Ajuria, que desarrolló su carrera profesional y su vida familiar en Vitoria.

Oculto en el jardín, entre setos y árboles, se encuentra el acceso a un túnel que comunica el Palacio de Ajuria Enea con la sede de Lehendakaritza, -la sede administrativa de la presidencia vasca- situada en la trasera del palacio, cruzada una carretera, a escasos metros. El pasadizo subterráneo, que en muchos casos cruza el lehendakari, permite trasladarse entre ambos edificios sin necesidad de abandonar el complejo. El túnel sigue gozado de discreción y cierta protección. En ello también se debe afanar el jardinero del lehendakari, lo tiene estipulado en su contrato.

Los servicios de mantenimiento de la jardinería de ambos inmuebles, el Palacio de Ajuria Enea y la sede de Lehendakaritza, están declarados oficialmente como “secretos”, así consta en su licitación. Entre las cláusulas que establece figura la imposibilidad de poder subrogar ninguno de sus servicios y que estos sean prestados siempre por un máximo de dos operarios que no podrán ser sustituidos salvo autorización expresa de Presidencia.

El carácter secreto o reservado del contrato es la razón que se esgrime para adjudicarlo por un procedimiento negociado y sin publicidad para el periodo marzo-diciembre de este año. El contrato anual de servicios de jardinería está partido en dos. Al correspondiente a los diez últimos meses del año se le suma otro contrato para los dos primeros meses de este año. En este caso se hizo a través de un contrato menor y con adjudicación directa. En total, el cuidado de los jardines de Ajuria Enea y de Lehendakaritza –con una superficie ajardinada muy reducida- tendrán un coste este año de 84.835 euros, a razón de algo más de 7.000 euros mensuales.

Un palacio de 1920

En realidad, la labor de jardinería es hoy de mantenimiento rutinario, dada la escasa actividad y uso del inmueble. Urkullu es el primer lehendakari, desde la elección de Carlos Garaikoetxea en 1980, que no reside en Ajuria Enea. Además de Garaikoetxea, también Ardanza, Ibarretxe y López vivieron en este palacio que el Gobierno vasco adquirió en 1978 para convertirlo en residencia oficial y en “símbolo del autogobierno vasco”.

Tanto Garaikoetxea como Ardanza, Ibarretxe y López vivieron junto a sus familias y, en algunos casos, con perros incluidos. Todos ellos hicieron uso del inmueble de modo continuado, jardín incluido. No así Urkullu, que optó por residir en su casa de Durango y que tan sólo acude a Ajuria Enea en contadas ocasiones, fundamentalmente con motivo de actos institucionales, como la toma de posesión de nuevos consejeros, el recibimiento de autoridades o la celebración de eventos significados.

El Palacio de Ajuria Enea es obra del arquitecto suizo Alfredo Baeschlin, quien lo diseñó por encargo de Serafín Ajuria Urigoitia (Bilbao, 1879). Este empresario bilbaíno desarrolló su carrera industrial en Álava, donde adquirió la compañía Metalúrgica Vitoriana que fabricó los primeros hornos eléctricos españoles para la obtención de acero. A partir de 1923 la empresa se denominaría Ajuria S.A. Este industrial, que también ejerció la política y fue consejero del Banco de España, cuenta con una calle en la capital alavesa.

El palacio es de estilo ‘neovasco’. Según reza la versión oficial de la oficina de turismo, Ajuria Enea se caracteriza por su “doble arquería en la planta baja, tres ventanales centrales unificados con huecos balconeados y elementos heráldicos en el primer piso, ventanas de arco de medio punto junto a los esquinales cilíndricos coronados en arbotantes en la planta superior, y un amplio alero acabado en bellos pináculos alzados hacia el cielo en la cubierta”.

Residencia, colegio y museo

Fue residencia familiar de los Ajuria entre 1920 y 1966, hasta que pasó a manos de la orden de las Madres Escolapias para convertirse en un centro escolar. Apenas duró unos años, ya que en 1972 la Diputación de Álava lo adquirió para ubicar en el Museo de Arte Vasco. Seis años más tarde, en plena transición, el Gobierno vasco pensó en el Palacio de Ajuria Enea para albergar la sede y residencia del lehendakari. Tras abordar una profunda reforma del inmueble y comprárselo a la Diputación alavesa, el primer lehendakari en ocuparlo fue Garaikoetxea en 1980. Los sucesivos lehendakaris han abordado pequeñas reformas y todos ellos han coincidido en la incomodidad y frialdad del inmueble como residencia para una familia.

Cuenta con tres plantas y un sótano. Además de las estancias residenciales, en él se incluyen varias salas de recepción y despachos. En el primer piso también se pueden ver los retratos de todos los lehendakaris. El palacio está situado en una de las zonas más nobles de Vitoria, junto a otros edificios significados de la ciudad y a escasos metros del Parlamento Vasco, del edificio que alberga la delegación del Gobierno y de la sede administrativa de Presidencia. Está ubicado entre dos colegios, el de la Vera Cruz y el de los Corazonistas

El Palacio de Ajuria Enea ha sido la sede en la que han tenido lugar no sólo la toma de posesión de todos los consejeros y altos cargos del Gobierno vasco sino el lugar en el que se han firmado pactos de gran relevancia, como el Acuerdo para la Normalización y Pacificación, más conocido como el ‘Pacto de Ajuria Enea’, suscrito el 12 de enero de 1988 por todos los partidos a excepción de HB.

A comienzos de los años 90 se construyó la sede de Presidencia o Lehendakaritza, situada en la Calle Navarra, cerca de Ajuria Enea. El inmueble se concibió como el centro administrativo. Cuenta con 2.330 metros cuadrados y un jardín que lo circunda.

Te puede interesar

Comentar ()