Patronales de Dependencia se han mostrado «sorprendidas» por la decisión de Pablo Iglesias, que deja el Ministerio de Derechos Sociales para presentarse candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid, lo achacan a «intereses partidistas» y critican que en este año «no se ha reunido ni una vez» con ellas y «no ha pisado una residencia».

«En el caso del vicepresidente Iglesias, no podemos opinar sobre su papel como ministro de Derechos Sociales porque no se ha reunido ni una sola vez con ninguna asociación del sector, no ha pisado una residencia», ha señalado el secretario general de la Asociación Estatal de Servicios Residenciales de la Tercera Edad (AESTE), Jesús Cubero, en declaraciones a Europa Press.

Según ha precisado, Iglesias «no ha llegado a ejercer» como ministro de Derechos Sociales y «todo el trabajo ha sido delegado en el secretario de Estado Nacho Álvarez» quien, a su parecer, «apunta maneras de gran gestor».

A su juicio, «al igual que en el caso de Salvador Illa, salen del Gobierno los dos ministros más castigados por su gestión durante la pandemia».

Cubero considera que Iglesias «ha perdido una oportunidad excelente para liderar el cambio necesario en el modelo de cuidados a las personas mayores». «Hemos echado de menos su apoyo y cercanía en todo este tiempo», ha zanjado.

«Todo el trabajo ha sido delegado en el secretario de Estado Nacho Álvarez», quien «apunta maneras de gran gestor»

En esta misma línea, el presidente de la Federación Empresarial de la Dependencia (FED), Ignacio Fernández-Cid, espera que «todo siga su curso independientemente de que el líder de la formación considere que es mejor optar a otro reto político».

«Ahora, es sorprendente, totalmente, se miran más los intereses partidistas que el interés general porque si no, no se iría», ha declarado Fernández-Cid.

Precisamente, este jueves está prevista la firma del Plan de Choque en Dependencia entre el Ministerio de Derechos Sociales y las patronales y los sindicatos. Fernández-Cid espera que «no varíe el camino trazado».

«Al vicepresidente de Derechos Sociales no le hemos visto nunca en nuestro sector, el hecho de que se vaya, esperamos que no suponga ningún cambio, que siga al frente el secretario de Estado de Derechos Sociales y se mantenga el acuerdo del jueves», ha indicado.

Sobre la nueva ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, Fernández-Cid no puede decir «nada bueno ni malo» porque no han tenido contacto con ella pero le da su «enhorabuena» y desea «poder seguir avanzando en muchos temas».

Por su parte, la presidenta del Círculo de Atención a Personas (CEAPs), Cinta Pascual, considera que «no es el momento de cambiar ministros» después de «todo lo que ha pasado este año» debido a la pandemia de la Covid-19.

«Nos parece que los cambios, las dimisiones por temas partidistas en estos momentos no es lo más interesante para levantar al sector que está muy afectado por la Covid», ha opinado Cinta Pascual.

Según ha recordado, primero fue el exministro de Sanidad Salvador Illa, que se marchó «sin reunirse con el sector», y «ahora Iglesias, sin reunirse tampoco con el sector».

Para la presidenta de CEAPs «no es el momento» de hacer estos cambios justo cuando se está haciendo balance del primer año de la pandemia y cuando, a su juicio, lo que se debe hacer es «mirar hacia delante» y «no perder un día más» para «reorganizar el sector» y atender «a las más de 200.000 personas mayores que están en el limbo de la dependencia».