España | Madrid

Ábalos matiza la posición de Gabilondo y defiende el pacto de Sánchez con Iglesias

El secretario de Organización del PSOE hace un llamamiento a Ciudadanos para que rompa todos los gobiernos con el PP

El secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos. EFE

«Con Iglesias, no». Las palabras de Ángel Gabilondo renegando de un futuro pacto con el candidato de Podemos forman parte de «su propia estrategia de campaña» sin instrucciones de Ferraz. Al menos eso ha asegurado el secretario de Organización socialista, José Luis Ábalos, interrogado sobre el distanciamiento de su candidato madrileño respecto a Pablo Iglesias, todavía vicepresidente del Gobierno.

Dice Ábalos que «son declaraciones del candidato. Tiene todo el derecho a definir sus propias ideas y preferencias». Y tras matizar que «nosotros tenemos una opinión muy positiva de este gobierno», de coalición ha explicado en una comparecencia pública que el Congreso de los Diputados tiene una «singularidad» que le aleja de la Asamblea autonómica. Y esa singularidad radica en el peso que tienen formaciones como Más Madrid, por lo que el escenario postelectoral «habrá que verse en función de la realidad» territorial concreta, «sin ser trasladable».

No creen que haya problemas con Iglesias «que también se ha puesto en clave de candidato»

Gabilondo tiene derecho a «establecer su proyecto claro y diáfano sin interferencias. No creo que haya ningún problema con el vicepresidente que también se ha puesto en clave de candidato», ha dicho en otro momento Ábalos respecto a cómo ha subido el tono de la crítica el líder de Podemos. Cabe destacar que el propio Iglesias sugirió que el candidato socialista debía dirigirse al electorado moderado de Ciudadanos y él a la izquierda del PSOE para ampliar la base electoral del centro-izquierda de los tres partidos con los que sumar mayoría absoluta para gobernar.

Se trata de intentar desalojar del poder a la popular Isabel Díaz Ayuso, de quien ha dicho que «la única libertad que abandera es la suya» y de actuar desde el «capricho y la frivolidad». También de «sembrar odio e intolerancia». En cambio, los socialistas «no vamos a participar del marketing guerracivilista. Creemos en una sociedad abierta e inconformista». Y sobre la sosería de Gabilondo ha asegurado que «no es tan soso como se presenta. Significa la honradez y se puede ser insistente sin perder la templanza».

En una comparecencia tras la reunión de la comisión ejecutiva de su partido, el dirigente socialista se ha mostrado especialmente duro contra el PP a cuenta de su opa hostil a Ciudadanos y de las mociones de censura en Murcia, fracasada, y en Castilla y León, en principio, también condenada al fracaso.

Ábalos se ha despachado a gusto acusando a los populares de haber protagonizado «un espectáculo bochornoso con vulneración del pacto contra el transfuguismo». Ha hablado de financiación ilegal, espionaje, tramas parapoliciales, mordidas y compra de voluntades. «No sienten vergüenza por la corrupción, se vanaglorian». Atribuir el fracaso de la moción «a la inteligencia política como si fuera descendientes de Maquiavelo es un sarcasmo», ha agregado el «número dos» del PSOE.

El PP cobija a oportunistas y aventureros», dice Ábalos

El PP «guarda silencio sobre su tenebroso pasado y cobija a oportunistas y aventureros que abandonan el barco y meterlos en nómina», ha añadido para exhortar a los representante de Ciudadanos a que «rompan todos su pactos de gobierno empezando por Castilla y León». Los socialistas, «pedimos votos, no los compramos. El PP busca aliados, quiere cómplices, clientes y vasallos. Que abra una planta en la sede nacional para traidores», se ha despachado dando muestras de cierta impotencia con respecto al más que probable chasco castellanoleonés.

La tesis del PSOE respecto a qué es transfuguismo y no lo es, resulta peculiar. Porque interrogado respecto a si están dispuesto a aceptar el voto de la diputada regional tránsfuga María Montero, ha argumentado que por lo menos «se ha cambiado de Grupo y se ha ido al Mixto» y, además, si no hay contrapartidas ya no es un caso de transfuguismo.

Te puede interesar

Comentar ()