La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata del PP a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, replica al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez: «El PSOE es un refugio de golpistas y batasunos, de okupas y bolivarianos».

Ayuso ha alertado de que «España está en peligro» mientras el Gobierno de Pedro Sánchez «solo practica la propaganda» y está obsesionado «con batallar» contra ella.

Este domingo, en un acto de precampaña, Sánchez, recordó a Ayuso que la libertad «es todo menos el desmadre de hacer circular el virus» por la región. «La gente de Madrid no quiere que sea la única región de Europa que esté gobernada por la ultraderecha y que sea la capital del odio y la corrupción», remarcó Sánchez.

En un desayuno informativo organizado por Europa Press, la dirigente madrileña ha sostenido este lunes que al PSOE, «Podemos y sus círculos lo han extremado hasta dejarlo irreconocible para los mismos socialistas históricos». «Ahora es un PSOE refugio de golpistas y batasunos, de okupas y bolivarianos», ha clamado.

Así, ha denunciado que los socialistas comparten gobierno con una formación «comunista, antisistema, abiertamente guerracivilista y cuyo objetivo declarado es acabar con el modelo de 1978». «Hoy, el partido socialista es socio de una formación cuyos líderes están encarcelados por dar un golpe de Estado en 2017, arruinar la convivencia y envenenar la sociedad catalana», ha lanzado.

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha respondido al presidente del Gobierno que el «único desmadre» en Madrid lo tiene él en las encuestas.

Ayuso cree que el presidente del Gobierno tiene «obsesión personal» contra Madrid y contra ella. «Ya le hemos visto actuar varias veces en campaña, lanzando todo tipo de acusaciones e incluso de descalificaciones. El único desmadre lo tiene él en las encuestas. No esperaba estas elecciones y, es más, ha tratado de impedir que los madrileños fuéramos a las urnas con todo tipo de argucias», ha apuntado.

«Lo que no es de recibo es vender a Madrid como una suerte de paraíso de borrachera, mofándose del sector servicios, de nuestra hostelería y trasladando una imagen injusta de una comunidad que ha sorprendido al mundo por su valentía y por su forma de conjugar la vida con la economía», ha recalcado.

Para Ayuso, el objetivo de una parte del Gobierno de España y de las fuerzas políticas que lo sostienen es «acabar con la monarquía parlamentaria, asaltar la Judicatura y liquidar el actual modelo autonómico, las tres vigas maestras del 78».

Gobierno más reducido

Por otro lado, Ayuso ha asegurado que, si gana las elecciones el próximo 4 de mayo y logra gobernar, hará un «gobierno más reducido», al tiempo que ha señalado que está dispuesta a recuperar en su Ejecutivo a la dirigente de Ciudadanos Marta Rivera de la Cruz, que ha sido hasta ahora su consejera de Cultura.

«Yo tengo muy buena opinión de ella, es una persona que ha sido absolutamente leal a su partido», ha resaltado Ayuso, que ha subrayado que Rivera de la Cruz «siempre fue colaboradora con el resto del Gobierno, independientemente de las siglas».

La candidata del PP ha negado que haya habido diferencias entre su Gobierno y Génova por la inclusión de Toni Cantó en la lista y lo ha ceñido un «desfase de días en cuanto a la presentación» de candidatos.

«Fue una cuestión más de anuncio que del papel de Cantó y de todas las personas de Ciudadanos que nos acompañan, que para mí es relevante y significa la fusión del centroderecha, algo que es fundamental», ha manifestado.

Al ser preguntada si hará también consejero a Cantó, Ayuso ha señalado que no iba a desvelar ahora su equipo pero sí ha confirmado que haría un «gobierno más reducido evidentemente» con «pocos cambios», como ya ha ocurrido con las listas.

Finalmente, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha señalado que el líder del PP, Pablo Casado, se implicará ante los comicios del 4 de mayo y compartirá con él el «inicio» y «cierre» de campaña y participará en más actos.