España

El autor de la amenaza a Reyes Maroto es un hombre diagnosticado de esquizofrenia

Reyes Maroto muestra una fotografía de la navaja recibida por carta.

Reyes Maroto muestra una fotografía de la navaja recibida por carta. EFE

La Policía Nacional ha identificado al hombre que envió una navaja en un sobre a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. Se trata de un vecino de El Escorial, diagnosticado de esquizofrenia, según ha informado La Sexta, que incluso puso su nombre, apellidos y dirección real en el sobre en el que introdujo el objeto.

Los agentes han tardado apenas horas en realizar la identificación, y trasladar la denuncia a un juzgado de Plaza de Castilla para que decida cómo proceder. Según fuentes policiales citadas por El País, el autor ya había mostrado en anteriores ocasiones su obsesión con la ministra.

Antes de conocer las circunstancias del envío, la propia Reyes Maroto había valorado que «las amenazas y la violencia nunca acallarán la voz de la democracia». «La libertad prevalecerá. Muchas gracias por todas las muestras de apoyo en un día que refuerza mi voluntad de trabajar por un futuro mejor», ha comentado la ministra en redes sociales.

Adriana Lastra, vicesecretaria general del PSOE, condenó los hechos durante un mitin, en el que le pasaron una nota en directa advirtiéndole de la noticia adelantada por La Sexta. «Me acaban de hacer llegar que nuestra compañera Reyes Maroto, la que será la vicepresidenta del Gobierno de Ángel Gabilondo, acaba de recibir una navaja ensangrentada como amenaza. Y desde aquí, no vais a pasar, al fascismo, no vais a pasar, se acabó, se acabó», afirmaba contundente.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, también ha condenado los ataques recibidos, alegando que no va a permitir «que el odio se apodere de la convivencia en España».

La polémica llega después de los sobres que recibieron el pasado jueves el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y la directora general de la Guardia Civil, aunque en este caso se trataba de cartas con una bala en su interior, según infomaron a Europa Press fuentes de Interior.

En el interior había un escrito que decía textualmente: «Tienes 10 días para dimitir. El tiempo de reírte de nosotros se terminó. Policía Nacional, Guardia Civil. El tiempo lo tienes en contra para los taponazos». En el interior había dos cartuchos sin percutir del calibre 7,62×51.

Pablo Iglesias también ha condenado el ataque «fascista» con un mensaje en sus redes sociales. «Toda nuestra solidaridad con Reyes Maroto. Ya está bien de amenazas fascistas», señalaba el candidato de UP a las elecciones del 4-M en la Comunidad de Madrid.

PP y Vox denuncian los ataques

Pablo Casado ha condenado los ataques recibidos en las últimas jornadas, condenando en nombre propio y de su formación «cualquier amenaza o agresión de las que se están viendo en esta campaña electoral» y apela «a volver a lo que nos une a los españoles, a salir de esa radicalidad».

Por su parte, Vox también ha querido recalcar que condena las amenazas, «como todas», a pesar del revuelo que se conformó el pasado viernes en el debate electoral de La Ser, en el que Pablo Iglesias abandonó el recinto de la cadena radiofónica acusando a Àngels Barceló de «blanquear» a Vox después de que la candidata Rocío Monasterio se haya reafirmado en que no cree sus amenazas de muerte y tras pedirle «que se largue».

«Denunciamos esta amenaza, como todas. Nos personaremos en la causa. Pedimos de nuevo a todos los partidos que condenen toda la violencia», incidían en redes sociales.

Refuerzo de la seguridad

El Ministerio del Interior ha acordado reforzar las medidas de protección para el ministro Fernando Grande-Marlaska; el candidato de Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, y la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, tras las amenazas de muerte recibidas la pasada semana.

Según un documento de Interior, el Gobierno reforzará la protección «en atención a la valoración del riesgo por la actual amenaza» después de que los tres recibiesen la pasada semana sendas cartas con cartuchos de bala en su interior.

Comentar ()